Lucas 1: Preparando para la llegada de Jesús

Debido a la cercanía de la Semana Santa con todas sus actividades incluyendo Viernes Santo y el Domingo de Resurrección, voy a comenzar una nueva serie de la Vida y Enseñanzas de Jesús en los evangelios.  Hace un tiempo atrás lo hice usando solamente Marcos, pero en esta ocasión estaré utilizando Mateo, Lucas y Juan.  Espero que Dios utilice los próximos catorce días para proveer nuevas perspectivas a mi vida de la obra, enseñanzas y misión que culminó en su muerte y resurrección.

Dios planeó desde el principio de los tiempos que el camino para el ministerio de Jesús en esta tierra tenía que ser preparado.  Esta preparación, incluía apariciones celestiales, el llamado a alguien que abriera el camino y la disposición de una virgen a llevar en su vientre al Hijo de Dios.  Primeramente vemos como una pareja que no tiene hijos, Dios la escoge para que tengan un hijo que le prepare el camino al Señor, Juan el Bautista.  Dios escoge de la estirpe sacerdotal, a Zacarías y Elisabet de edad avanzada, siendo ella estéril, para traer al profeta del cual Jesús diría años mas tarde: “Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista. (Mateo 11:11)”.  Para mi la clave esta cuando se nos dice: “Ambos eran justos delante de Dios, y andaban irreprensibles en todos los mandamientos y ordenanzas del Señor.”  ¿Cómo se puede lograr esto?  ¿Acaso nunca pecaban?  No creo que fuera así, sino que simplemente amaban a Dios, buscaban hacer su voluntad, seguían sus preceptos y mantenían cuentas cortas con Dios.  ¿Cuentas cortas con Dios?  Cuando hacían algo que no agradaban a Dios, pedían perdón y se reconciliaban nuevamente con Dios.  No muy diferente a lo que Dios espera de nosotros.

En el anuncio a Zacarías, una de las cosas que el ángel le dice es: “. . . y será lleno del Espíritu Santo, aun desde el vientre de su madre.”  ¿Qué le dice esto a los que apoyan el aborto?  Si el feto no es un ser humano, sino una cosa ¿cómo es posible que pueda ser lleno del Espíritu Santo?  Por eso es que no puedo entender a los políticos que profesan ser cristianos y sin embargo, o apoyan o no se aponen al aborto.  Yo creo que en el momento de la concepción, comienza la vida, así que cualquier método que destruya ese huevo fertilizado, está en contra de las escrituras.  Por otra parte, si el método lo que hace es evitar que el huevo femenino se fertilice, entran otras consideraciones pero por lo menos, eso no se puede llamar un aborto.

Lo otro que me llama la atención es el versículo que dice: “Y hará que muchos de los hijos de Israel se conviertan al Señor Dios de ellos.”  Juan, desde el vientre de su madre había sido escogido para ser evangelista entre los judíos.  ¡No es eso increíble!  No solamente lo que respecta a Juan, sino el deseo de Dios de reconciliar a su pueblo con él.  Lo planea años antes, escoge al siervo que lo va hacer, como lo va hacer y cuando lo hará.  Nunca se me debe olvidar que mi Dios es uno que está sobre el tiempo, las temporadas y las situaciones.  El siempre esta en control.

El resto es conocido.  Dios le anuncia a María el rol que ella va a jugar, ella lo acepta obedientemente y sintiéndose honrada espera el nacimiento del Salvador del mundo.

Mientras tanto, Juan nace de Elisabet, “y el niño crecía, y se fortalecía en espíritu; y estuvo en lugares desiertos hasta el día de su manifestación a Israel.”  El que iba a preparar el camino, estaba listo.

Leave a comment

Filed under Vida de Jesús en los otros evangelios

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s