Salmo 102: Oración de un afligido

En este salmo el tono de queja predomina aunque en ocasiones, el salmista expresa confianza y esperanza de que Dios va actuar a favor de su pueblo.  El autor expresa una soledad extrema, “Soy semejante al pelícano del desierto; soy como el búho de las soledades; velo, y soy como el pájaro solitario sobre el tejado.”  Aunque tenemos al Señor en nuestras vidas, y aunque esperamos sufrir aflicciones en nuestras vidas, lo que no esperamos es que nos puedan abrumar tanto como es el caso aquí.  Tenemos esta imagen del cristiano victorioso de que la idea de que un hijo de Dios se deprima la consideramos lejos de la realidad.  Pero el cristiano no está exento de la depresión.  Una, tan desesperante, que hace que uno piense que está solo en el mundo, todo el cuerpo le duele, “Porque mis días se han consumido como humo, y mis huesos cual tizón están quemados”, no come, “Por lo cual me olvido de comer mi pan”, y ha perdido la fe.  Aún en medio de todo eso, el salmista se recuerda de Dios, ora y le pide que le escuche, “Jehová, escucha mi oración, y llegue a ti mi clamor.  No escondas de mí tu rostro en el día de mi angustia; inclina a mí tu oído; apresúrate a responderme el día que te invocare.”

Para mí la clave está en lo anterior.  Le pido a Dios que en el momento más oscuro, siempre mi espíritu clame a él.  No importa la circunstancia, por lo menos quiero que mi vista se alce al cielo en busca de respuesta, refugio y consuelo.  No porque necesariamente espere una respuesta o solución inmediata, sino porque en mi relación personal con él, deseo en mi momento más oscuro, recordarlo a él.  Deseo que Dios me de la confianza de siempre creer que él escucha o que me va a sostener con su gracia.

Por otra parte, ¿es el universo para siempre?  No, según el salmista, que predice que todo lo que Dios ha creado se gastará como ropa vieja.  “Desde el principio tú fundaste la tierra, y los cielos son obra de tus manos.  Ellos perecerán, mas tú permanecerás; y todos ellos como una vestidura se envejecerán; como un vestido los mudarás, y serán mudados; pero tú eres el mismo, y tus años no se acabarán.”  Dios siempre es el mismo y el preservará a su pueblo, con quien está más comprometido aun que con el universo.

About these ads

3 Comments

Filed under Salmos

3 responses to “Salmo 102: Oración de un afligido

  1. ardserrano

    Gracias Pastor por compartir las escrituras y su estimulo a leerlas. Fuimos muy edificados con su mensaje este Domingo en nuestra Iglesia Oasis ,ACM.NY.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s