Category Archives: Líderes del Antiguo Testamento

Daniel 5: Mensaje de Daniel a una orgía real

Este es el último de la serie sobre líderes del Antiguo Testamento.  Y que forma de terminar mejor que con Daniel.  Cuando niño ese era uno de mis personajes favoritos del Antiguo Testamento.  De las historias de Daniel, la del foso de los leones, el horno de fuego y ésta eran las que mas me impresionaban.  En las primeras dos era por el peligro pero ésta es por los dedos de una mano de hombre que aparece.  Dios tiene formas peculiares de hablarles a los hombres.  Pero de todas ellas, para mí esta es la más increíble.  No porque no crea que sea verdad, desde mi perspectiva la Biblia es inspirada e infalible, sino porque debe haber sido impresionante ver de la nada una mano que esta escribiendo palabras en una pared.  Definitivamente que nadie puede predecir el medio como Dios se va a comunicar y cual será el mensaje.

El rey Belasasar, hace un banquete con los principales de su reino, el vino se mueve en cantidades, pide los vasos de oro y plata que se habían robado del templo de Jerusalén y de allí todo el mundo bebe incluyendo hasta las concubinas.  Luego se ponen a alabar “los dioses de oro y de plata, de bronce, de hierro, de madera y de piedra.”  Licor, mujeres y concubinas, dioses paganos y profanación de los artefactos del templo en Jerusalén fueron lo suficiente para que Dios decidiera que aquel era un buen lugar para comunicar su juicio sobre el reinado de Belasasar. 

Así que aparecieron los dedos que trazaban unas palabras en la pared.  Nadie podía leer la escritura ni menos interpretarla.  ¡Cualquiera se asusta con esto!  Así que no debe sorprender el hecho de que “el rey palideció, y sus pensamientos lo turbaron, y se debilitaron sus lomos, y sus rodillas daban la una contra la otra.”  Así que buscan a Daniel y él no solo las lee sino que las interpreta.  ¡Qué bueno es servirle a un Dios vivo!  Donde otros fallaron, Daniel no falla porque como dice la reina: “En tu reino hay un hombre en el cual mora el espíritu de los dioses santos, y en los días de tu padre se halló en él luz e inteligencia y sabiduría, como sabiduría de los dioses; al que el rey Nabucodonosor tu padre, oh rey, constituyó jefe sobre todos los magos, astrólogos, caldeos y adivinos. . .”  La misma reina reconoce que Daniel esta lleno del espíritu y nosotros sabemos que era del Espíritu Santo.  ¡Qué maravilloso sería que cuando impíos hablen de nosotros se refieran que estamos llenos del Espíritu de Dios!  ¡Ese es el testimonio que quiero guardar! 

Daniel le refresca la memoria con las historias de Nabucodonosor y termina esa introducción diciendo:  “Y tú, su hijo Belasasar, no has humillado tu corazón, sabiendo todo esto; sino que contra el Señor del cielo te has ensoberbecido, e hiciste traer delante de ti los vasos de su casa, y tú y tus grandes, tus mujeres y tus concubinas, bebisteis vino en ellos; además de esto, diste alabanza a dioses de plata y oro, de bronce, de hierro, de madera y de piedra, que ni ven, ni oyen, ni saben; y al Dios en cuya mano está tu vida, y cuyos son todos tus caminos, nunca honraste.”  Vemos claro aquí que Dios espera que nosotros no cometamos los mismos errores de nuestros padres sino que aprendamos de las experiencias de ellos con nuestro Dios y honremos con nuestros caminos a Dios. 

Las palabras en la pared fueron: MENE, MENE, TEKEL, UPARSIN.  Esto quiere decir: “MENE: Contó Dios tu reino, y le ha puesto fin. TEKEL: Pesado has sido en balanza, y fuiste hallado falto. PERES: Tu reino ha sido roto, y dado a los medos y a los persas.”  Nos dice entonces las escrituras: “La misma noche fue muerto Belasasar rey de los caldeos. Y Darío de Media tomó el reino, siendo de sesenta y dos años.”  Algún día nosotros seremos pesados pero en nuestro caso, porque la sangre de Jesucristo nos limpió de todo pecado, no seremos hallados faltos.  Jesucristo ocupo nuestro lugar en la cruz para que en el día del juicio no seamos hallados culpables.  ¡Gloria a Dios por la sangre del Cordero derramada en la cruz para mi perdón y salvación!

Hay un detalle más que resalta para mí en el pasaje.  Es cuando Daniel le dice al rey: “Tus dones sean para ti, y da tus recompensas a otros.”  Vez tras vez vemos que no podemos cobrar cuando Dios nos utiliza para bendecir (o juzgar en este caso) a otros.  No es que el obrero no es digno de su salario (Daniel vivía en el palacio real) sino que nunca debemos decir “págame si quieres ver lo que Dios te quiere decir o para que te sane o para que obre en ti”.  Siempre fue mi deseo poder decir como Pablo a los Tesalonicenses: “¿Acaso no se acuerdan, amados hermanos, cuánto trabajamos entre ustedes? Día y noche nos esforzamos por ganarnos la vida, a fin de no ser una carga para ninguno de ustedes mientras les predicábamos la Buena Noticia de Dios.” 1 Tes. 2:9(NTV).  No sé si siempre lo lograremos, ni cuales son los designios de Dios, o a donde nos encaminamos, pero mientras tanto, a Dios sea toda la gloria y la honra por lo que él ha hecho en mí.

4 Comments

Filed under Líderes del Antiguo Testamento

Daniel 1: Daniel arriesga su vida en el cautiverio

“Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey, ni con el vino que él bebía; pidió, por tanto, al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse.” 1:8

Daniel era un joven judío, que descendía de una familia prominente, y tenía una mente de primera.  Los babilonios reconocieron su potencial y lo colocaron en un programa para funcionarios civiles del nivel más alto.  Este programa iba a ser por tres años e incluía participar de la comida del rey y del vino que el rey bebía.  Desde el principio Daniel y sus amigos se proponen no contaminarse con la comida y el vino del rey y así se lo pidieron a jefe de los eunucos.  Esto era un problema porque el no obedecer el mandato real podía representar la muerte para ellos como para el jefe de los eunucos.  Estos se ponen de acuerdo siempre y cuando con la nueva dieta se vean saludables.  A los diez días se ven mejor que los que comían la dieta real, así que finalmente le permiten seguir con su propia dieta evitando contaminarse con la comida real.

Daniel cuando pide la dispensa lo que está diciendo es que él quiere separarse para Jehová, y no se va a contaminar con la comida que era sacrificada para los ídolos que terminaba en la mesa del rey.  ¿Cuántos de nosotros estaríamos dispuestos a hacer lo mismo?  Si es algo público, tal vez, pero algo que probablemente no sería conocido por muchos, definitivamente que sería una tentación.  Vemos que Daniel era un hombre de principios así que se supiera o no, el no iba a ser nada que no le agradara a Dios.

Esto es un gran ejemplo para nosotros seguir especialmente en medio de una sociedad que desea que el cristiano este continuamente comprometiendo lo que cree.  Para Daniel no era una moda, no era algo conveniente, no era complacer el rey de este mundo.  Para él era serle fiel a Dios o no.  Daniel escogió a Dios y  fue bendecido de la misma manera que si nosotros lo hacemos, seremos también bendecidos por Dios.  Dios siempre  es fiel y apoyará a aquel que lo ponga a él en primer lugar.

Leave a comment

Filed under Líderes del Antiguo Testamento

Jeremías 38: Jeremías, en prisión, se niega a cambiar su mensaje

Jeremías fue arrestado durante el asedio final de Babilonia a Jerusalén.  Este asedio básicamente duró unos dieciocho meses y como resultado la comida escaseaba de tal forma que algunos judíos llegaron al canibalismo.  Preso en el fondo de una cisterna vacía, Jeremías pudo haber muerto de hambre.  Solamente un extranjero, Ebed-melec fue el que habló con el rey Sedequías para ir y salvarle la vida al profeta.  Esto resultó más tarde que Dios decide salvarle la vida porque “tuviste confianza en mí, dice Jehová”.  Esto me hace pensar que ningún acto de bondad pasa desapercibido por Dios.  Jesús ratifica el mismo principio en Mateo 5:41-42 que dice: “El que recibe a un profeta por cuanto es profeta, recompensa de profeta recibirá; y el que recibe a un justo por cuanto es justo, recompensa de justo recibirá. Y cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa.”

El mensaje que Jeremías trae es uno difícil y duro.  Para el profeta hubiera sido más fácil simplemente decir los que los príncipes de Judá querían oír, a traer un mensaje de castigo y destrucción.  La única razón por lo cual él lo hace es porque es mensaje de Dios y para Jeremías era mejor morir en las manos del rey a no llevar el mensaje de Jehová al pueblo.  Llevar mensajes difíciles al pueblo de Dios no debe ser divertido pero claramente no tenemos otra opción.  Confiemos que si un día se nos pone a escoger, nosotros siempre decidamos cumplir con Dios y no decirle a la iglesia lo que quiere oír.  No es fácil decirle a la gente lo que no quiere oír.  Pero gracias a Dios que no tenemos que escoger entre dar el mensaje que Dios quiere que demos o la cárcel.

En un momento cuando los príncipes quieren actuar en contra de Jeremías, el rey Sedequías les dice: “He aquí que él está en vuestras manos; pues el rey nada puede hacer contra vosotros.”  Esto me hace pensar: ¿en las manos de quién estaba la vida de Jeremías?  Los hombres piensan que pueden tomar decisiones sobre la vida o muerte de los siervos de Dios pero no saben que aún en las circunstancias más difíciles, Dios sigue estando en control.  Nada le iba a pasar a Jeremías a menos de que Dios lo permitiera, porque él es el que está en control.  Mi vida está en sus manos.  ¡Aleluya!

Lo último que me llama la atención es el hecho de que Jeremías miente al final del capítulo.  El rey le pide que lo haga así que no se si él lo hace por obedecer al rey o porque tenía temor por su vida o por las dos.  Muchos de los líderes del Antiguo Testamento tienen sus momentos de miedo y mentira.  ¿Será porque no es importante o porque Dios nos muestra que a pesar de nuestras limitaciones y faltas, él esta dispuesto a usarnos?  Me da esperanza el saber que Dios usa aún las personas que tienen defectos de carácter para su gloria y honra.

Leave a comment

Filed under Líderes del Antiguo Testamento

Nehemías 2: Nehemías valientemente comienza a edificar una muralla

Nehemías era un organizador, un líder pragmático.  Tenía una posición exaltada en el imperio persa pero su corazón esta en Jerusalén.  Yo lo entiendo perfectamente bien.  Nehemías no solo era un buen administrador sino que era también un hombre de Dios.  No actuaba sin oración, y no oraba sin actuar.  El tenía la costumbre de orar a Dios mientras hacia sus tareas.  Por lo tanto, cuando el rey le pregunta que cosa pedía, nos dice la escritura: “. . . Entonces oré al Dios de los cielos, y dije al rey: Si le place al rey, y tu siervo ha hallado gracia delante de ti, envíame a Judá, a la ciudad de los sepulcros de mis padres, y la reedificaré.”  Nehemías se  puede clasificar como un hombre de acción, ora en el momento y se lanza a pedir  que lo dejen regresar a Jerusalén.  A través de todo el libro, se ven ejemplos de oración “impromptu”, las hacía según actuaba.  Me gusta ese estilo; él tenía a Dios siempre presente, a flor de labios.

¿Por qué será que la Biblia da el detalle que la reina estaba sentada junto al rey?  No tengo la menor idea así que conjeturas y especulaciones sobre este punto son más que bienvenidas.

En cada historia bíblica, hay gente buena y hay villanos.  Sanbalat y Tobías son los villanos de esta historia.  Por la gente mala es que Nehemías actúa astutamente y no deja que sus enemigos vean que él esta examinando el terreno.  Luego de que él evalúa la tarea, Nehemías les dice a la gente: “Vosotros veis el mal en que estamos, que Jerusalén está desierta, y sus puertas consumidas por el fuego; venid, y edifiquemos el muro de Jerusalén, y no estemos más en oprobio.”  Los enemigos protestan pero la gente se le une en la tarea de reconstruir las murallas de Jerusalén. 

Para cualquier tarea que trate de comenzar para Dios siempre va haber gente que se oponga.  Lo importante es que Dios me ayude a discernir que viene de él y que son las cosas que debo de rechazar.  Eso nadie lo puede hacer por mí.  Por eso es que es importante estar sintonizado espiritualmente con Dios para ser sensible a su dirección y voluntad.  ¡Señor, ayúdame siempre a discernir el silbido apacible de tu voluntad!

El otro aspecto es que hacemos con la oposición cuando entendemos que Dios nos está moviendo en una dirección.  Nehemías le responde a sus enemigos: “El Dios de los cielos, él nos prosperará, y nosotros sus siervos nos levantaremos y edificaremos, porque vosotros no tenéis parte ni derecho ni memoria en Jerusalén.”  Vemos dos detalles aquí.  Primero, la certeza de Nehemías de que está en el centro de la voluntad de Dios.  Esta certeza proviene de las experiencias milagrosas vivídas que le mostraba que estaba haciendo la voluntad de Dios. ¡Qué bueno es saber que lo que hago es lo que Dios quiere en ese momento que haga!  Segundo, los enemigos de Dios no pueden participar de las tareas que son del pueblo Dios.  Nehemías les dice a los enemigos que no tienen ni parte ni derecho ni memoria sobre lo que le pertenece a Dios y a su pueblo.  Parece que hay cosas en el reino de Dios que son labor del que cree y el que no cree no puede ser parte de ello.  Lo que aprendo de esto es que tengo que tener cuidado de lo que le asigno al que no cree pero que asiste a la iglesia.  Hay cosas que solo el que cree debe hacer para la gloria de Dios.

2 Comments

Filed under Líderes del Antiguo Testamento

2 Crónicas 34: Josías vuelve a la nación a su curso verdadero

¿Qué es lo que hace que un rey que asciende al trono a los 8 años con un padre y abuelo malvados, decida hacer lo recto delante de los ojos de Jehová?  De Josías dice el autor que “Este hizo lo recto ante los ojos de Jehová, y anduvo en los caminos de David su padre, sin apartarse a la derecha ni a la izquierda.”  Josías comenzó a buscar de Dios a los 16 años y a los 20 comenzó a limpiar a Judá de los ídolos y lugares altos.  Eso es lo que se llama un buen comienzo pero ¿por qué?  Solo podemos especular pero no me extrañaría que hubo una madre en algún lugar que le inculco el temor a Jehová.  Esto es una evidencia para mí en que nunca debemos de pensar que de padres malos salen hijos malos o de que el ambiente es el factor determinante de la conducta de un individuo.  Dios, sin importar padres, parentescos o historia familiar, puede redimir a cualquiera que lo busque.  Dios no mira lo que miran los hombres sino que mira el corazón.  De alguna forma Josías adquirió en su niñez, el corazón que se inclina y humilla delante de Dios.

A los 26 años, Josías decide reparar el templo y escoge hombres fieles y responsables para que realicen la obra.  Es allí donde el sacerdote Hilcías encuentra las escrituras.  Al escuchar la lectura del libro, Josías en un acto público de arrepentimiento, se rasga sus vestidos y busca el consejo de Dios.  Aquí tenemos otro ejemplo de cuando el altivo se humilla, Dios va a tener misericordia de él.  Es como si Dios tuviera una debilidad por las personas que escuchan su palabra y como reacción a la misma se humillan delante de su presencia.  Así comienza un gran avivamiento en el pueblo de Judá.

Los avivamientos siempre comienzan con la Palabra de Dios.  Muchos piensan que un avivamiento se busca orando, pero en las escrituras vemos ejemplo tras ejemplo que es con la lectura de su palabra.  ¿Quieres crecer en el Señor?  Lee la palabra.  ¿Quieres recibir aliento y consuelo?  Lee la palabra y deja que ésta te muestre tus faltas y necesidades y entonces ora pidiendo perdón.  En la década de los 70, fui parte de un gran mover de Dios en PR.  Ese mover de Dios se basó por completo en la incesante búsqueda de Dios a través de su palabra, estudiando y devorando la misma, que culminaba en oración de arrepentimiento pidiendo perdón por nuestras faltas y pecados.  Decenas de miles vinieron al Señor por consecuencia de la predicación incesante y del estudio de las escrituras.  Esto culminaba con retiros y ayunos para la gloria de Dios.  ¿Quieres experimentar un avivamiento?  Comienza con la palabra, aplícala a tu vida, ora y ayuna y serás parte de un mover de Dios que traerá muchas almas a él.

Leave a comment

Filed under Líderes del Antiguo Testamento

2 Reyes 19: Isaías comunica el mensaje de Dios a Ezequías

Esta historia que está en el capítulo 18 y 19 es una de las más excitantes sobre los reyes de Israel y Judá.  Según uno lee el mensaje que le envió Senaquerib a Ezequías, uno sabe que tanta arrogancia y afrenta no se puede quedar sin que Jehová directamente intervenga.  Por eso es que Dios le dice a Senaquerib: “Por cuanto te has airado contra mí, por cuanto tu arrogancia ha subido a mis oídos, yo pondré mi garfio en tu nariz, y mi freno en tus labios, y te haré volver por el camino por donde viniste.”  El le dice al rey asirio, yo soy tu amo, tu eres solo mi caballo y tu vas andar por donde yo te dirija.  ¡Qué grande y poderoso es nuestro Dios!  El no tolera al arrogante y solamente el humilde puede acercarse al trono de su gracia para recibir misericordia.  Tenemos que tener cuidado cuando hablamos con él.  Nunca se nos debe olvidar que estamos hablando con Jehová y su nombre es digno de ser alabado y nunca ser tomado en vano.  Ya lo he dicho anteriormente, él no es mi “pana”, él es mi Señor y mi Dios.  ¡A él sea toda la gloria y toda la honra por toda la eternidad! ¡Aleluya!

Ezequías era alguien que sabía a quien servía.  Al recibir las cartas de los embajadores asirios, inmediatamente se va a la casa de Dios a orar.  Comienza pidiendo salvación pero inmediatamente se va a el meollo del asunto, los asirios han blasfemado contra Dios y pide acción de parte de Dios para que las naciones sepan que Jehová es el único y verdadero Dios.  El finaliza su oración diciendo: “Ahora, pues, oh Jehová Dios nuestro, sálvanos, te ruego, de su mano, para que sepan todos los reinos de la tierra que sólo tú, Jehová, eres Dios.”  Dios es celoso de su nombre y ese fue el peor error que pudo haber cometido Senaquerib.

Otra cosa que es fantástico del relato bíblico es el hecho de que Dios sabe que esta trabajando con humanos, que nos atemorizamos cuando vemos fuerzas superiores a las nuestras.  Por eso dice: “No temas por las palabras que has oído, con las cuales me han blasfemado los siervos del rey de Asiria.”  No hay nada malo en tener miedo siempre y cuando llevemos nuestros temores y dudas delante del trono de Dios esperando a que él actúe a nuestro favor.  El es fiel y nunca nos abandonará a nuestra suerte siempre y cuando le demos el primer lugar en nuestras vidas.  Como dicen las escrituras que el verdadero amor echa fuera todo temor.  Tenemos que aprender a vivir confiados en él, sabiendo que nunca nos desamparará.

El último punto que deseo comentar es del versículo 25 que nos dice: “¿Nunca has oído que desde tiempos antiguos yo lo hice, y que desde los días de la antigüedad lo tengo ideado? Y ahora lo he hecho venir, y tú serás para hacer desolaciones, para reducir las ciudades fortificadas a montones de escombros.”  Aquí Dios le esta indicando al rey de Asiria, que lo logrado se debe a que Dios lo planeó, no a su genio militar o sus habilidades.  Lo maravilloso para mí de esto es que no hay nada que Dios no haya planeado, o que le sorprenda o que no sepa.  Senaquerib piensa que manda, que nadie esta sobre él y no sabe que meramente él está ejecutando la voluntad de Dios.  Esto me ayuda en el momento de la prueba saber que Dios esta sobretodo y todo se tiene que rendir a sus pies.

Leave a comment

Filed under Líderes del Antiguo Testamento

2 Reyes 18: El rey Ezequías es sitiado

Siempre me ha llamado la atención cuando el autor  de una porción de la escrituras comienza una sección con las palabras: “Hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho David su padre.”  Eso es lo que yo aspiro, hacer lo recto delante de Jehová.  Esto no significa que siempre lo he logrado pero como dijo un autor bíblico, prosigo a la meta.  En ciertas épocas de mi vida, estuve caminando cerca, en otras no tanto, pero siempre Dios ha tenido su mano extendida para recibirme y traerme nuevamente a su lado.  ¡Qué mejor epitafio que uno que dijera “Hizo lo recto ante los ojos de Jehová”!  Y parte de hacer lo recto conlleva no tener dioses ajenos delante de él. 

En las escrituras es claro que Dios no quiere imágenes u otros dioses delante de él.  El es celoso de su nombre y de su gloria.  El rey Ezequías, que era el rey de Judá, precisamente agradó a Dios porque “El quitó los lugares altos, y quebró las imágenes, y cortó los símbolos de Asera, e hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moisés, porque hasta entonces le quemaban incienso los hijos de Israel; y la llamó Nehustán.”  Uno de los ídolos que el rey Ezequías destruyo fue la serpiente de bronce.  La misma serpiente de bronce que Jesús hace referencia en Juan 3.  Cuando los israelitas pecaron, Dios envía una plaga de serpientes que los mordían y morían.  Pero Moisés, siguiendo las instrucciones de Dios, construyó una serpiente de bronce que puso en un asta en el medio del campamento, y todo aquel que era mordido por una serpiente, solo tenía que mirar al centro del campamento, a la serpiente de bronce, y se salvaba.  Esos eventos son los que Jesús usa para decir que de la misma manera era necesario que el Hijo del Hombre fuera levantado (en la cruz) para que todo aquel que en él crea, no se pierda mas tenga vida eterna.  ¿Por qué Ezequías la destruye?  Precisamente porque algo bueno con el tiempo se convirtió en otro ídolo que adoraba el pueblo de Israel.  Esto es una gran advertencia para mí, algo bueno (ordenado por Dios) se convirtió en algo malo porque aleja el corazón del Creador.  Dios es celoso y nunca permitirá que algo o alguien ocupe el lugar que él tiene que ocupar en nuestro ser.  Por eso tengo que tener cuidado de darle a Dios el primer lugar de mi vida.  ¡Señor, ayúdame hacer esto!

Las otras frases que capta mi atención son las que dice: “En Jehová Dios de Israel puso su esperanza. . . Porque siguió a Jehová, y no se apartó de él, sino que guardó los mandamientos que Jehová prescribió a Moisés.”  ¿Es Dios nuestra esperanza?  ¿Lo demostramos siguiéndole, no apartándonos y guardando sus mandamientos?  No hay otro en el cual podamos poner nuestra esperanza que no sea nuestro Dios.  No debemos confiar en amigos, familia, trabajo, estudios, dinero y habilidades, sino reconocer que nuestra esperanza es Jehová de los Ejércitos.  ¿Qué es lo que pasa cuando esto no sucede?  El ejemplo lo vemos en el pasaje.

Dios permitió que Oseas, el rey de Israel, fuera derrotado y el pueblo desterrado “por cuanto no habían atendido a la voz de Jehová su Dios, sino que habían quebrantado su pacto; y todas las cosas que Moisés siervo de Jehová había mandado, no las habían escuchado, ni puesto por obra.”  En el mismo capítulo se nos contrasta un rey con otro y la gran diferencia fue que uno hizo lo recto y el otro ignoró a Dios.  ¿En que lado queremos estar?  Yo sé donde quiero estar.  Yo quiero estar del lado de Dios.

En el viaje a Israel tuve la oportunidad de estar en las ruinas de Laquis.  Esta era una de ciudades fortificadas que fue destruida por los asirios comandados por Rabsaces que luego procedió a Jerusalén.  Fue bien impresionante lo que paso allí, y se entiende por qué, cuando los invasores enfilan sus miras hacia Jerusalén, toda Judá se atemorizó.  Laquis fue destruida y esta era la que protegía el valle que llevaba directamente a Jerusalén. Allí los generales de Asiria, cometen su gran error, no reconocer que Jehová de los ejércitos estaba allí y que jamás iba a ser como en las otras ciudades.  El gran error que hicieron esas tropas extranjeras fue cuando tomaron a la ligera a Jehová.  El tono, el desdén, la burla por el general asirio solo podían resultar en su derrota.  Nunca nos engañemos.  Dios siempre está en control.  Veremos que es lo que pasa mañana cuando discutamos el próximo capítulo.

2 Comments

Filed under Líderes del Antiguo Testamento

Isaías 6: Dios llama al profeta Isaías

El llamado de Isaías comienza con una visión sublime de Dios en toda su gloria y esplendor cuando se nos dice: “En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo.”  Allí se encontraban unos serafines, palabra que solo se encuentra aquí que significa “algo que arde y deslumbra” que son ángeles que están actuando como voceros de Dios.  En medio de todo ese esplendor, los serafines declaraban: “Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.”  Esto es una escena avasalladora de la santidad de Dios.  Dios es santo, y su pureza y perfección es tal que ningún hombre puede estar delante de su presencia y vivir.  Esto lo reconoce Isaías y por eso es que uno de los serafines vuela a él con un carbón encendido y luego de tocar la boca con él le declara que su culpa es quitada y que es limpio de pecados.  No soy teólogo pero esto es interesantísimo.  En un acto de gracia, Isaías recibe limpieza de sus pecados para poder estar delante de la presencia de Dios.  De la misma manera,  por otro acto de gracia, yo un día estaré delante de la presencia de Dios, justificado por la sangre preciosa derramada por Jesucristo en la cruz por mí, y no moriré, porque soy limpio de pecados y mi culpa quitada.  ¡Gloria al Cordero!  ¡Bendito sea el nombre del Señor!  ¡Aleluya!

Luego de estos increíbles eventos, Dios llama a Isaías diciendo: “¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros?”  Esto debe haber sido una experiencia fuera de este mundo.  Me imagino bajo las mismas circunstancias como me sentiría.  ¿Estoy delante de la presencia del Señor, viéndole en todo poder y gloria y sobre eso lo puedo escuchar preguntando a quién va enviar?  Creo que la respuesta sería la misma de Isaías; “Heme aquí, envíame a mí”.  Estas circunstancias ayudan a responder, pero ¿qué cuando la convicción solamente está en el corazón?  Esto es, cuando le vienen dudas y uno se pregunta si se lo esta imaginando, si no son solamente las emociones, si Dios estará con nosotros.  Por eso es que tal vez entiendo a Gedeón que puso señales para estar más que seguro de que Dios lo acompañaba.  Pero con señales o sin ellas, voz audible o no, es mi petición al Señor que siempre me de certeza de cual es su voluntad específica para con mi vida porque yo también quiero responder “envíame a mí.”

Isaías ha sido llamado como profeta, pero Dios le advierte que no le van escuchar.  El le dice: “Anda, y di a este pueblo: Oíd bien, y no entendáis; ved por cierto, mas no comprendáis.  Engruesa el corazón de este pueblo, y agrava sus oídos, y ciega sus ojos, para que no vea con sus ojos, ni oiga con sus oídos, ni su corazón entienda, ni se convierta, y haya para él sanidad.”  Por eso es que siempre quiero estar sensible a la voz de Dios.  Es triste pensar que Dios nos puede estar hablando y por nosotros no escucharlo perder la oportunidad de arrepentirnos de nuestros caminos y reconciliarnos con él.  Dios se interesa, nos llama, actúa a nuestro derredor y solo le pido a Dios que me ponga un corazón sensible a su voz para que me convierta y haya sanidad y salvación.

Leave a comment

Filed under Líderes del Antiguo Testamento

2 Reyes 5: Eliseo sana a un poderoso general extranjero

Dios, sin los generales o potentados saberlo, está en control.  Aquí tenemos a un general sirio que siempre pensó que le servía a sus dioses y a su rey pero en realidad “por medio de él había dado Jehová salvación a Siria”.  Un general impío, un rey que no conocía a Dios, sin saberlo, lo que hacían se debía a que Dios les permitía hacerlo.  Esto es algo que es fácil de olvidar, en medio del trajín diario y de la prueba, que Dios esta sobre todo y que al fin y al cabo ni un hoja de los arboles se mueve sino es por su poder.  ¡Aleluya!

Sin embargo, a través de la historia, siempre hay siervos y siervas de Dios, que conocen esta verdad y actúan conforme a ella.  Este es el caso de Eliseo que nos dice las escrituras: “Cuando Eliseo el varón de Dios oyó que el rey de Israel había rasgado sus vestidos, envió a decir al rey: ¿Por qué has rasgado tus vestidos? Venga ahora a mí, y sabrá que hay profeta en Israel.”  El rey de Israel recibe una nota del rey de Siria diciéndole que espera que sane a su siervo Naamán.  Este se asusta pensando que es una estrategia de Siria para tener una excusa para atacarlo.  Cuando Eliseo se entera le envió el mensaje anterior al rey.  ¡Qué forma de responder!  Fue como decirle que me envíes a ese general porque aquí Jehová tiene profeta en Israel.  ¡Qué seguridad tiene Eliseo de que Dios está en control!  El sabe a quien él le sirve y que él es su profeta y por lo tanto no tiene ningún temor.  Tenemos que aplicar esto a nuestras vidas y confiar en su poder y magnificencia. 

Lo otro que debemos emular de Eliseo es el hecho de que el sabe quien hace el milagro y por lo tanto no acepta recompensa porque no se debe a él sino a las misericordias de Dios que actuó a favor de Naamán.  Giezi piensa que es una buena oportunidad para hacer algún dinero.  La gente que quiere hacer trampa se les olvida que Dios lo ve y lo sabe todo y cuando quiere se lo revela a sus siervos, aquello que esta oculto.  Giezi vino por la lana y terminó trasquilado.  En este caso terminó con lepra.  Dios no puede ser burlado y lo mejor que podemos hacer cuando pecamos es lanzarnos a sus brazos, pedir perdón y confiar en su amor y en su misericordia.

Leave a comment

Filed under Líderes del Antiguo Testamento

1 Reyes 19: Elías huye para salvar su vida

En la Escuela Bíblica, sobre 40 años atrás, se me habló por primera vez de este personaje.  Elías, uno de los profetas de más colorido, se nos muestra aquí haciendo algo que no esperábamos, está huyendo para salvar su vida.  ¿Es esto cobardía?  ¿Es esto falta de fe?  Nunca vi nada malo en encontrar al profeta de Dios huyendo.  Si Dios no quería que lo hiciera, ¿para que se lo dice  de antemano?  Dios tiene todo el poder para defenderlo pero opta con advertirle para que huya.  Como seres racionales, y de rodillas, Dios puede actuar de una u otra forma, solo es nuestro deber seguir y actuar conforme a su voluntad.  Así que para mí lo difícil no es hacer conforme a lo que el Espíritu nos dice que hagamos, es saber lo que el Espíritu quiere que hagamos.  Esa certeza es la que me ayuda actuar. 

Dios hasta se encarga de la comida de Elías.  ¿Pueden imaginarse esto?  Temeroso, cansado, huyendo se queda dormido y cuando despierta hay comida servida esperando por él.  Dios se encarga hasta de los detalles más pequeños cuando toma cuidado de nosotros.  Lo alimentó para una caminata de 40 días.  Son sorprendentes todos los detalles que se nos dan.  Estos no son eventos de uno o dos días sino que por un periodo largo de tiempo se ve la provisión de Dios sobre su profeta.  El podrá estar deprimido y temeroso, pero Dios no lo está.  El pensará que está solo, pero en todo tiempo Dios está cuidando de él.  A pesar de todo este actuar de Dios a su favor, cuando Dios le pregunta: “¿Qué haces aquí, Elías?”, su respuesta indica  un tono derrotista cuando dice: “He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida.”.  Este tono no es por la primera parte de su respuesta sino por la segunda parte porque es como si dijera a Dios: “Hice todo lo que me dijiste pero ahora estoy solo y me buscan para matarme.”  Puedo hasta percibir un tono de reto a Dios.  Yo no culpo al profeta.  La experiencia de que alguien tan poderoso como la reina, quiere verte muerto no debe ser nada agradable.  Así que creo que Dios va recordarle con quien esta hablando. 

En las manifestaciones sobrenaturales, Dios no está en el viento, terremoto o fuego que son expresiones potentes de un Dios poderoso sino que esta en el silbido apacible y delicado.  Desde ese lugar le da órdenes y su siervo Elías le obedece.  Así  que el tratamiento es ponte a trabajar para mí pero antes de hacerlo quiero que sepas que no estas solo sino que hay siete mil como tú.  ¿No es Dios maravilloso?  No solo lo pone a trabajar sino que también le da ayudante.   Es mi experiencia que el trabajo en la obra sirve para calmar a uno y crecer en la fe.  Así que mi petición a Dios hoy es que siempre me mantenga ocupado trabajando en su obra. ¡Amén!

Leave a comment

Filed under Líderes del Antiguo Testamento