Mateo 5: Algunas de las enseñanzas de Jesús

Creo que he leído este pasaje más de 100 veces y sin embargo no deja de sorprenderme cuán alta Dios establece la vara con la cual nos mediremos.  ¿Cuál será su intención?  El capítulo termina con “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que esta en los cielos es perfecto.”  ¿En realidad ese es lo que espera Dios de nosotros?  Al ver las bienaventuranzas no veo como puedo ser así.  Tal vez una o dos de ellas pero ¿todas?  No solamente Jesús establece un alto estándar de moralidad y justicia sino que espera que podamos pasar el escrutinio de los que nos rodean y conocen.  Espera que seamos luz y sal y que afectemos el mundo que nos rodea de una manera positiva.  Él no solo espera que tomemos las acciones correctas sino que eleva las expectativas y las lleva a un nuevo plano donde no basta lo que hacemos sino que también cuenta lo que pensamos y sentimos.  No solo no puedo hacer daño sino que no puedo enojarme contra el hermano.  No solo no puedo cometer el acto del adulterio sino que no puedo mirar a una mujer y codiciarla porque tengo que velar mi corazón.  Y si todo esto no bastara, ¿también tengo que amar a mis enemigos?  ¿Acaso Jesús no se da cuenta que no vamos a lograrlo?

Cuando Jesús comienza a predicar, su mensaje son las buenas nuevas (evangelio) del reino de Dios (Marcos 1:14).  Su mensaje era sencillo, “. . . el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.”  Tal vez ahí es donde esta la respuesta.  Si me arrepiento (cambio de dirección) y creo en el evangelio (que Jesús murió por mi en la cruz, pagó mi deuda por mis pecados y me perdonó) el reino de Dios se establece en mi corazón y ya no soy yo sino Jesús en mí.  Definitivamente que Él lo puede lograr.  Él sí puede vivir a ese estándar porque el es perfecto tal como su Padre.  Así que tengo esperanza.  Solo tengo que hacer una cosa y es buscarlo a Él.  Dejar que su Espíritu tome posesión de mis pensamientos, voluntad y corazón para que ya no sea yo tratando sino Cristo en mí.  En esa dirección me quiero mover.  Ayúdame Señor a serte fiel.

Leave a comment

Filed under Panorama Bíblico

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s