Marcos 14: El arresto de Jesús

Los eventos de la noche del arresto de Jesús son impresionantes.  De un lado Jesús con sus discípulos y al otro extremo Judas y el grupo que había enviado el sumo sacerdote a arrestar a Jesús.  Se puede observar que a pesar de los dos grupos estar armados con espadas y palos, solo hay un herido porque Jesús se entrega sin resistencia.  El Hijo de Dios, aquel que podía llamar legiones de ángeles a que lo defendieran opta por entregarse pacíficamente y así evita más derramamiento de sangre.  Entendamos mejor la situación, Jesús siendo inocente de lo que se le acusa, con todo el poder y autoridad divina decide no resistirse y someterse a sus enemigos que quieren hacerle daño.  No es sorprendente que los discípulos huyeran y mas tarde demostraran que no entendían los eventos y su significado.  ¿Por qué?  La respuesta la da el mismo Jesús cuando dice en el v. 49 “. . . pero es así, para que se cumplan las Escrituras”.

Fueron muchas las cosas que hizo Jesús para que se cumplieran lo que dice las Escrituras.  Jesús, el Hijo de Dios, es arrestado, juzgado y condenado a muerte, para el tercer día resucitar y estar a la diestra de Dios todo conforme a las Escrituras.  El justo ocupo nuestro lugar.  Nosotros somos los que debimos ser juzgados.  Yo soy el que debió ser condenado.  Pero por la gracia de Dios, tengo la oportunidad de que a través de Jesucristo mis pecados sean perdonados.

Jesús sabía lo que le esperaba pero aun a pesar de que tenía el conocimiento, decide seguir adelante con el plan divino.  Le pide al Padre si puede apartar de el lo que viene pero siempre termina diciendo “. . . mas no lo que yo quiero, sino lo que tú. “  Saber lo que viene por delante y no actuar para alejarse del sufrimiento indica el compromiso de Jesús con el Padre, las Escrituras y conmigo para salvarme sin yo merecerlo.  ¡Qué maravilloso es el amor de Dios para con nosotros que siendo a un pecadores, Cristo murió por nosotros!

La pregunta que me hago es ¿haría yo lo mismo por Él?  No me refiero a ser crucificado aunque para algunos de esos tiempos eso era lo que representaba.  Me refiero a estar dispuesto a seguirlo no importa las consecuencias y a amarlo a él sobre todas las cosas.  Es mi petición al Padre que me de la fortaleza para como el corito dice:

Se fiel hasta la muerte,

Que yo te daré,

La corona de la vida

Se fiel, se fiel.

Leave a comment

Filed under Panorama Bíblico

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s