Hechos 2: El nacimiento de la iglesia

¿Cómo comienza la iglesia?  Primeramente comienza con todos unánimes juntos en un mismo parecer y entendimiento.  ¿Cuando fue la última vez que fuimos parte de algo así?  Me recuerdo muchos años atrás cuando comenzaba mi vida en el reino de Dios, la cantidad de servicios, vigilias y retiros que participaba.  Y si había algo que distinguía esas actividades era el hecho de que todos estábamos unánimes juntos buscando de Dios.  Nosotros orábamos y Dios nos hablaba de muchas formas y maneras que incluían profecía, lenguas con interpretación, visiones e impresiones del Espíritu Santo.  Era glorioso ser parte del mover de Dios.

El segundo evento importante es la llenura del Espíritu.  Nunca he tenido la experiencia de ver como lenguas como de fuego asentándose sobre la cabeza de los hermanos.  ¿La has visto tú?  Pero si he tenido el privilegio de ver el mover de Dios en un retiro de tal manera que sin ninguna duda era el Espiritu Santo actuando para dar poder y unción especial para alcanzar a otros.  Tenemos que dejar que el Espíritu llene nuestras vidas de tal forma y manera que podamos hablar con poder y denuedo de las maravillas de Dios.  ¿Cuando fue la última vez que compartiste el evangelio con alguien?  ¿Sentías la unción de Dios?  Sino la sentías, ¿has continuado siendo lleno de su Espíritu?  Yo quiero continuar siendo lleno y esa es mi oración.

El último elemento que vemos en el pasaje es la predicación de la Palabra.  Con que propósito somos llenos sino es el de predicar con denuedo la Palabra de Dios.    El relato bíblico es una gran ilustración de que sucede cuando predicamos con unción.  Más de tres mil personas vinieron al Señor en esa ocasión. ¿Has visto esto en vivo?  Yo si con Luis Palau y es algo increíblemente glorioso el ver almas arrepentidas corriendo para estar delante de la presencia de Dios.  Y esto es aun mas si al quien Dios esta usando es a ti.

Todo esto resulta en el nacimiento de la iglesia.  Una que todos tenían en común todas las cosas y perseveraban unánimes en el templo, alabando a Dios y teniendo el favor del pueblo.  Esa es la iglesia que yo quiero ser parte.  Esa es la iglesia que yo quiero poder edificar para la gloria de Dios.

Leave a comment

Filed under Panorama Bíblico

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s