Marcos 1: El comienzo del ministerio de Jesús

¿Qué tienen en común bautismo, tentación, predicación, llamamiento, exorcismos y sanidades?  Esto es lo que Jesús hace en el primer capitulo del evangelio según San Marcos.  Hoy comienzo a estudiar este libro en busca de la vida y las enseñanzas de Jesús según el primero de los evangelios que fue escrito.  Es claro que este inicio rebosa de acción.  Jesús no vino a perder el tiempo.  Ya para el v.28 nos dice que “Muy pronto se difundió su fama por toda la provincia de Galilea”.  Desde el momento cuando los cielos se abren durante su bautismo y desciende el Espíritu como paloma sobre él hasta cuando sana al leproso, es claro que Jesús viene con una agenda de extender el reino de Dios aquí en la tierra.  Es interesante ver como lo hace.  Comienza su ministerio con una declaración no hablada.  Esto es cuando decide bautizarse aun cuando no lo necesita con el único propósito de identificarse con la humanidad.  Juan “. . . predicaba el bautismo de arrepentimiento para perdón de pecados.”  Jesús, no tenía nada de que arrepentirse ni ningún pecado para pedir perdón.  Pero sin embargo, el va al Jordán con Juan para allí comenzar su ministerio en un acto de identificación con la raza humana.  Ministerio que culmina unos tres años después en la cruz cuando allí ocupa mi lugar, y lleva la culpa de mis acciones y las de la humanidad.  Él se identifica con mis luchas, mis dudas, mis tentaciones y mis fallas para darme la oportunidad de poder acercarme a Dios, conocerle, reconciliarme y convertirme en otro hijo de Dios.  ¡Increíble!  ¡Qué gran privilegio que tengo de poder acercarme a Dios por lo que Jesús hizo que comenzó aquí!

Luego el Espíritu lo lleva al desierto.  En un solo versículo hay tres palabras muy diferentes describiendo la compañía que tuvo Jesús por cuarenta días: Satanás, fieras y ángeles.  Jesús es tentado y vence como preludio del lanzamiento de su campaña evangelística por toda Galilea.  Esto me hace pensar que cuando somos tentados en ocasiones pueden ser como resultado de Satanás tratando de hacer su último esfuerzo para evitar que nos envolvamos en la extensión del reino de Dios.  ¿Aprenderé a confiar en Dios que me dará la victoria?  ¿Podré tener los ojos espirituales para ver los ángeles a mi alrededor protegiéndome de las fieras?  Luego de vencer la tentación, ¿estaré dispuesto a exaltar a Dios y predicar con denuedo su Palabra?  Es mi oración que me ayudes a vencer y te sea un testigo fiel.

Esa campaña evangelística estaba llena del poder de Dios.  Marcos escoge como primer ejemplo especifico del poder de Dios en Jesús, cuando entra a Capernaum y echa fuera un espíritu inmundo que tenia un hombre del lugar.  Nos hace ser mas humildes el intercambio de Jesús con el espíritu inmundo: “¡Ah! ¿Qué tienes con nosotros, Jesús nazareno?  ¿Has venido para destruirnos?  Sé quien eres, el Santo de Dios.  Pero Jesús le reprendió, diciendo: ¡Cállate, y sal de él!  Y el espíritu inmundo, sacudiéndole con violencia, y clamando a gran voz, salió de él.”  ¡Que despliegue de poder y autoridad!  Esto es lo que necesita la iglesia hoy en día.  Esto es lo que necesitamos tú y yo.

Leave a comment

Filed under Vida de Jesús según Marcos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s