Marcos 2: Una curación, un llamamiento y un cuestionamiento

Esta es una de las sanidades que mas recuerdo desde que era niño asistiendo a la escuela dominical.  Siempre que la leo, siendo un refrigerio espiritual y me recuerdo de uno de mis maestros favoritos cuando niño en la Alianza de Arecibo que se llamaba Héctor Gómez.  Recientemente paso a morar con el Señor pero fuimos muchos los que nos beneficiamos de sus enseñanzas y de su guía espiritual.  Hay varias cosas curiosas en esa curación.  Primeramente la insistencia de los que cargaban el paralitico que no dejaron que ningún obstáculo les interfiriera para acercarse a Jesús.  Definitivamente que ellos creían que en él estaba la solución al problema de aquel enfermo.  En Israel hoy en día, existen las excavaciones de lo que se entiende que era Capernaum a las orillas del mar de Galilea y puedes visitar donde se cree que era la casa de la suegra de Pedro que era donde Jesús pasaba el tiempo cuando se encontraba en la ciudad.  Así que estos eventos probablemente pasaron allí y es interesante ver que en la región las pequeñas casas eran hechas de piedras volcánicas y el techo de lajas de piedras cubiertos con arcilla y paja para sellarlas.  Así que la abertura que se describe pudo haber sido la remoción de una o dos lajas lo suficientemente grande para bajar el lecho donde el estaba.  Esto no era una tarea fácil pero sin lugar a dudas que ellos creían que dentro de la casa estaba la solución del paralitico.  Eso me hace preguntar, cuan dispuesto estoy de ayudar a otros a que remuevan las barreras que les impiden acercase a Jesús.  Definitivamente que tengo que aprender de aquellos hombres y emularlos en mi vida. 

El v. 5 nos dice: “Al ver Jesús la fe ellos. . .” como si el actuara solamente por lo que había visto en el corazón de los cuatro hombres.  Yo creo que el “ellos” no solo se refiere a los que lo cargaron sino también incluye al paralitico.  No creo que fuera un caso de cuatro hombres con fe y uno enfermo que no la tiene pero la fe de los cinco hace que Jesús actué a favor del enfermo.  ¿Que crees tú?  ¿Sanará Dios a alguien por la fe de los que lo traen aunque el enfermo no la tenga?  ¿Esa fe vino de ellos o vino de Dios que se las dio a ellos?  ¿Tendremos todavía esa clase de fe hoy en día que mueva a Dios a actuar a nuestro favor?

La tercera cosa curiosa es el hecho que Jesús usa la ocasión para declararse Dios.  Solo Dios puede perdonar pecados pero aquí vemos que lo primero que le dice al enfermo es “. . . Hijo, tus pecados te son perdonados”.  Cuando los escribas allí comienzan a preguntarse en su corazón como es posible esto porque solo Dios puede perdonar pecados, Jesús que conoce lo corazones les dice que el es el Hijo del Hombre con esa autoridad de perdonar pecados. Para demostrarla le dice al paralitico, que se levante, tome su lecho y se fuera a su casa, haciéndole aquel hombre enseguida y comenzaron a glorificar a Dios.  ¡Qué demostración del poder de Dios en Cristo su Hijo!  Si alguien tiene duda aquí vemos al Hijo de Dios en acción. ¡Gracias Jesús porque un día también mis pecados tu los perdonaste!

Leave a comment

Filed under Vida de Jesús según Marcos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s