Marcos 9-10: Jesús predice sus sufrimientos y muerte

Estos dos capítulos están llenos de enseñanzas y a la misma vez vemos como Jesús continua cambiando el tono de su conversación.  Para mí, es claro que Jesús esta conciente de la ruta que le queda por recorrer y por lo tanto decide comenzar a preparar sus discípulos para lo que viene y trata de acelerar lo que les enseña porque le queda poco tiempo.  Lo que Jesús esta pasando debe ser increíble.  Son muy pocos los seres humanos que han sabido el destino y la muerte que les espera.  Pero aun en esas circunstancias siempre tenemos un hilo de esperanza.  Pero en el caso de Jesús, él sabe exactamente lo que va a acontecer y sin embargo, él continúa caminando en esa dirección.   ¿Por qué él hace esto? La respuesta esta en el 10:45 cuando él nos dice: “Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.”  Jesús conoce su misión, sabe a lo que el Padre lo envió y esto le da certeza en el camino que tiene que recorrer.  Si es cierto que la mayoría de nosotros no estamos caminando hacia una muerte tan terrible como la muerte en la cruz, también es cierto que el saber el porque estamos aquí nos ayuda a enfrentarnos a los momentos difíciles de nuestra vida.  ¿Sabemos a lo que Dios nos ha llamado?  ¿Entendemos que es importante?  ¿Vivimos conformes a esos principios? 

Una de las ideas que permea en este pasaje es la idea de si puedes creer, todo es posible porque para Dios todo es posible.  La vemos con la sanidad del muchacho endemoniado (9:23), en el encuentro con el joven rico en que para Dios todo es posible (10:27) y en la sanidad de Bartimeo (10:52).  Es claro que el poder y autoridad salen de Dios y que todos los milagros dependen de él.  Dios es omnipotente y por lo tanto no necesita nuestra ayuda para hacer lo que va hacer.  Sin embargo, vemos que en varias ocasiones, Jesús le da importancia al creer antes de ponerse en acción.  Me parece que la manera más práctica de acercarse a esto es lo que hace el padre del muchacho endemoniado.  Cuando Jesús le menciona que si puede creer todo es posible, el reacciona diciendo “Creo, ayuda a mi incredulidad”.  Yo me encuentro en el mismo campo de aquel hombre.  Yo creo que Jesús puede actuar en cualquier circunstancia y situación, pero a la misma vez es mi oración que él me ayude con mi incredulidad.  Porque al fin de cuentas no depende de mí, sino que dependo por completo de su misericordia y de su gracia.

Leave a comment

Filed under Vida de Jesús según Marcos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s