Hechos 28: Llegada de Pablo a Roma

La isla de Malta es una roca en el medio del Mediterráneo.  Consiste de menos de 122 millas cuadradas (Puerto Rico es unas 3,515 millas cuadradas).  Actualmente es un sitio hermoso con una bahía amurallada de los tiempos de las cruzadas, y un país adelantado que recientemente se hizo miembro de la Unión Europea.  Su capital Valleta es como un viejo San Juan en esteroides.  Esto es así ahora, pero en los tiempos de Pablo, todo había que llevarlo allí, debido a que tenía pocas fuentes de agua y lo difícil que era vivir en aquel lugar.  Es allí donde finalmente la nave que viene Pablo naufraga.  ¿Cuántos pensarían que eso le iba a dar la gloria a Dios?  Sin embargo, debido a que sobrevive esa catástrofe y luego sobrevive la mordida de la serpiente,  muchos entonces piensan que el es un dios y eso le abre puertas para que lo escuchen.  Dios usa cualquier circunstancia de nuestra vida para glorificarse.  Pablo se pierde en medio de una tormenta por dos semanas, desconoce cual es el rumbo que lleva, finalmente naufraga en una isla desconocida, es atacado por una serpiente pero al final descubre que durante todo ese tiempo Dios estaba en control.  La isla de Malta era la puerta a Roma, los vecinos tienen cuidado de él, puede predicar y hacer milagros en el nombre de Jesús y cuando se va le dan todo lo necesario.  ¡A Dios sea la gloria!  El llega a Roma, evangeliza a todos los que se acercaban a él y escribe cartas a las iglesias que había fundado en sus viajes.  Filipenses, Colosenses, Efesios y Filemón viene de este periodo de custodia oficial, que puede haber durado alrededor de cuatro años. 

Estoy seguro que Pablo nunca se imagino que todo iba a finalizar de esta manera al principio de las dos semanas de tormenta.  Es cierto que después de varios días, Dios le envía un ángel para que le anuncie que se va a salvar, pero tenía que pasar por todo el naufragio con toda la posible incertidumbre que esto podía traer.  Pablo tiene que confiar de que Dios siempre cumple con sus promesas, no importa las circunstancias, el sigue siendo Dios y siempre esta en control.  En muchas ocasiones es difícil creer que aun en medio de la tormenta, él nunca nos abandonara.  Vez tras vez se ha demostrado que el es fiel y siempre esta a nuestro lado como poderoso gigante.  Esto me recuerda un corito de mi juventud que decía:

Estoy confiando, Señor en ti,

Tú eres fiel Señor, tan fiel a mí,

Nunca me has dejado, aunque débil soy,

Estoy confiando, Señor en ti.

1 Comment

Filed under Vida de Pablo

One response to “Hechos 28: Llegada de Pablo a Roma

  1. Aixa

    Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: !!Regocijaos!
    5 Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.
    6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.
    7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s