1ra Corintios 13: Pablo describe el amor

Estaba yo en noveno grado cuando primeramente escuche hablar sobre este pasaje en un retiro religioso.  Me acuerdo que pensé en aquel momento algo como “esto esta cool”.  ¡Qué tremenda descripción de lo que es el amor!  Estaba en medio de un avivamiento con mucho énfasis en lo carismático cuando de momento se presenta lo que era una alternativa mejor.  Si uno hablaba lenguas o profetizaba en aquel tiempo era ser bien espiritual.  Al escuchar que hay algo mejor me sorprendió significativamente a esa edad.  No voy a reclamar que a esa edad tenía un concepto claro de lo que es el amor pero si puedo decir que los dones y sus manifestaciones si estaban bien claros en mi mente.  Pero ahí viene Pablo.  Me dice que puedo hablar lenguas, ser profeta, tener palabra de conocimiento, tener fe que mueve montañas, dar todo mi dinero a los pobres y hasta dar mi cuerpo para ser quemado, pero que sin amor de nada me vale.  ¡Wow!

Yo diría que hacer cualquiera de las anteriores es impresionante para compararlo con el amor.  Tal vez la clave esta en 1ra de Juan cuando nos dice que Dios es amor.  Si la esencia de Dios es amor, sin lugar a dudas esto tiene que tener preeminencia sobre muchas cosas.  Pablo compara acciones con motivos.  El amor no es una acción como lo es el dar el cuerpo para ser quemado, sino que es un sentimiento.  O sea, si cuando actuamos, no tenemos el sentimiento correcto de nada nos vale.  No es ejecutar la acción, sino que el meollo esta en que Dios es capaz de ver el sentimiento que esta detrás de esa acción.  Esto es muy difícil de juzgar en otros pero ¿podemos engañarnos a nosotros mismos? ¿Podemos engañarlo a Él?

Pienso que en ocasiones tenemos que ir en la mecánica de la acción para poder desarrollar el sentimiento correcto.  Por ejemplo, a veces hay que predicar o dar testimonio sin desearlo porque haciéndolo comenzamos a tener el deseo de hacerlo.  Esto es de locos pero espero que haga sentido.  Lo que estoy sugiriendo es que en ocasiones hay que empezar a dar a los pobres aunque no lo deseemos pero al hacerlo poco a poco podemos desarrollar el sentimiento correcto.  ¿OK?

Le pido a Dios que no solamente me permita hacer, sino que también me de el deseo y el sentimiento correcto para hacerlo.  Que su amor reine sobre todo en mi vida y que resulte cada día en yo amarle mas a Él.  Al fin de cuentas, ¿quien quiere tener fe capaz de trasladar a un monte sin amor?

Leave a comment

Filed under Vida de Pablo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s