Génesis 18: Ruego de Abraham por Sodoma

Este es el comienzo de una serie de 14 blogs donde estaremos leyendo y meditando sobre diferentes oraciones que se encuentran en las Escrituras.  Antes de hablar sobre el ruego de Abraham por Sodoma quiero reflexionar en la primera parte del capítulo 18.  Dios le promete a Abraham que va a tener un hijo de Sara.  Sara les escucha hablando y se ríe entre sí porque ambos eran de edad avanzada y no cree.  Dios le recuerda que para él no hay nada difícil de hacer.  Esta idea con algunas variaciones se encuentra a través de todas las Escrituras.  Esto algo que siempre debemos de recordar cuando oramos.  No hay nada imposible para Dios.  Al ir delante de su presencia debemos recordar que estamos delante de un Dios que todo lo puede, o sea, que su poder no tiene límites.  Si Dios dice que va hacer algo, ¿quiénes somos nosotros para no creerle?  Esto no es fácil de hacer, pero tenemos que aprender a creer en Dios, confiar en él y él hará.

Abraham sigue la conversación con sus invitados celestiales y Dios le comunica que va destruir a Sodoma por su maldad.  Esto inicia un intercambio entre ambos donde básicamente Abraham ruega que Sodoma no sea destruida.  Su argumento se basa en si hay justos, no debería ser destruida y Dios responde que si los hubiera el no lo haría por amor a ellos.  Varias cosas me vienen a la mente al leerlo.  Primeramente, esta oración es una conversación.  En muchas ocasiones se nos olvida que orar es hablar con Dios y para que exista una conversación tiene que existir comunicación en dos direcciones.  Yo creo que al nosotros orar, Dios siempre quiere participar y hablar.  El asunto es que en la mayoría de las ocasiones no le damos la oportunidad.  Tenemos que aprender a estar callados y meditar para que Dios pueda hablarnos y podamos escuchar lo que el quiere decir de la forma que lo quiera decir, desde un pensamiento, una impresión en nuestro corazón o hasta quien sabe, con voz audible.

Segundo, ¡qué grande es el amor de Dios por los suyos!  El dice que si hubiera justos allí, por amor de ellos no destruiría el lugar.  Por eso es que no entiendo aquellos que siempre ven la ira de Dios derramada sobre nosotros en los eventos catastróficos que nos rodean.  ¿Quiere decir que no había ningún justo en el lugar?  Nosotros vivimos en una creación que ha sido corrompida por el pecado y cosas malas pasan por esa razón.  Esto va a cambiar cuando el establezca su reino y cielos nuevos y tierra nueva se establezcan.

Por último, que tremenda relación tiene Abraham con Dios que antes que comience la oración, Dios se pregunta retóricamente si no le va a decir a Abraham lo que va hacer.  Dios sabe que Abraham va a ser fiel, que le va a enseñar bien a sus hijos y se place en compartir lo que le va a pasar a Sodoma con él.  Lo interesante del caso es que Dios desea la misma relación con nosotros.  ¿Estamos dispuestos hacer lo que hizo Abraham?  ¿Tener fe, dejarlo todo, seguirlo a él, confiar en sus promesas y ponerlo todo en la línea por Dios?

Leave a comment

Filed under Oraciones de la Biblia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s