Mateo 6: Padre Nuestro

Este es un capítulo que es parte del Sermón del Monte y donde se nos habla diferentes aspectos del reino de Dios.  En esta ocasión, relacionado con el tema que venimos meditando con respecto a las oraciones en las Escrituras, nos enfocaremos principalmente en el Padre Nuestro.  En todo este pasaje hay un énfasis en hacer las cosas por las razones correctas.  Con respecto a la limosna, la oración y el ayuno deben de hacerse en secreto; debemos de acumular tesoros en el cielo; hay que servir a Dios y no las riquezas, y al fin de cuentas, no debemos estar afanosos porque Dios va a tener cuidado de nosotros.  Todo esto lo vemos reflejado en el Padre Nuestro.  Este surge del deseo de uno de los discípulos que le pide a Jesús que los enseñe a orar.  Así que aquí tenemos el modelo dado por Jesús mismo. 

Primeramente Jesus señala que “cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.”  ¿Es orar en público malo?  Nuevamente, la pregunta esta enfocada a porque lo hacemos.  En Jerusalén, en el muro de Lamentaciones, pude ver a miles de judíos que están orando públicamente a Dios.  Estoy seguro que no lo hacían para ser vistos por los hombres.  Simplemente sus intenciones eran acercarse a Dios.  Cuando me acerque al muro, yo hice lo mismo y me puso a orar.  Francamente, no me importaba quien me viera o no.  Allí se sentía la presencia de Dios de forma especial que me motivo a pasar un tiempo de oración presentando a Dios al pueblo judío que esperaba al Mesías y no sabían que el Mesías ya había habitado en su medio.  Ni ellos ni yo lo hicimos por ser vistos, sino por el deseo de acercarnos a Dios en aquel lugar especial.  Sin embargo, si tu razón para orar en público es para que te vean, eres hipócrita y tendrás tu recompensa.  También, cero cantaletas y repeticiones, porque nuevamente no es para oírse sino reconocer el hecho de que Dios conoce nuestras necesidades aún antes de nosotros pedirlas.

Nuestra oración debe de comenzar reconociendo con quien hablamos y que el es digno de toda alabanza y de toda la gloria.  Luego, podemos pedir que su reino se extienda sobre todo lugar.  Ahora pedimos por nuestro bienestar, pan para el cuerpo, perdón para nuestra alma y corazón.  Le pido que me libre de la tentación y el mal porque de él es todo el reino, poder y gloria.  ¡Qué sencilla y hermosa es la oracion del Padre Nuestro!  No creo que sea tan difícil aprender a orar.

2 Comments

Filed under Oraciones de la Biblia

2 responses to “Mateo 6: Padre Nuestro

  1. Nita

    Perdon, debi decir lo que no puede escuchar cuando predicas en vivo.

  2. Nita

    Solo par comentarte que mami las lee cuando viene a casa y que bueno que puede leer lo que definitivamente puede escuchar cuando predicas

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s