1 Reyes 19: Elías huye para salvar su vida

En la Escuela Bíblica, sobre 40 años atrás, se me habló por primera vez de este personaje.  Elías, uno de los profetas de más colorido, se nos muestra aquí haciendo algo que no esperábamos, está huyendo para salvar su vida.  ¿Es esto cobardía?  ¿Es esto falta de fe?  Nunca vi nada malo en encontrar al profeta de Dios huyendo.  Si Dios no quería que lo hiciera, ¿para que se lo dice  de antemano?  Dios tiene todo el poder para defenderlo pero opta con advertirle para que huya.  Como seres racionales, y de rodillas, Dios puede actuar de una u otra forma, solo es nuestro deber seguir y actuar conforme a su voluntad.  Así que para mí lo difícil no es hacer conforme a lo que el Espíritu nos dice que hagamos, es saber lo que el Espíritu quiere que hagamos.  Esa certeza es la que me ayuda actuar. 

Dios hasta se encarga de la comida de Elías.  ¿Pueden imaginarse esto?  Temeroso, cansado, huyendo se queda dormido y cuando despierta hay comida servida esperando por él.  Dios se encarga hasta de los detalles más pequeños cuando toma cuidado de nosotros.  Lo alimentó para una caminata de 40 días.  Son sorprendentes todos los detalles que se nos dan.  Estos no son eventos de uno o dos días sino que por un periodo largo de tiempo se ve la provisión de Dios sobre su profeta.  El podrá estar deprimido y temeroso, pero Dios no lo está.  El pensará que está solo, pero en todo tiempo Dios está cuidando de él.  A pesar de todo este actuar de Dios a su favor, cuando Dios le pregunta: “¿Qué haces aquí, Elías?”, su respuesta indica  un tono derrotista cuando dice: “He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida.”.  Este tono no es por la primera parte de su respuesta sino por la segunda parte porque es como si dijera a Dios: “Hice todo lo que me dijiste pero ahora estoy solo y me buscan para matarme.”  Puedo hasta percibir un tono de reto a Dios.  Yo no culpo al profeta.  La experiencia de que alguien tan poderoso como la reina, quiere verte muerto no debe ser nada agradable.  Así que creo que Dios va recordarle con quien esta hablando. 

En las manifestaciones sobrenaturales, Dios no está en el viento, terremoto o fuego que son expresiones potentes de un Dios poderoso sino que esta en el silbido apacible y delicado.  Desde ese lugar le da órdenes y su siervo Elías le obedece.  Así  que el tratamiento es ponte a trabajar para mí pero antes de hacerlo quiero que sepas que no estas solo sino que hay siete mil como tú.  ¿No es Dios maravilloso?  No solo lo pone a trabajar sino que también le da ayudante.   Es mi experiencia que el trabajo en la obra sirve para calmar a uno y crecer en la fe.  Así que mi petición a Dios hoy es que siempre me mantenga ocupado trabajando en su obra. ¡Amén!

Leave a comment

Filed under Líderes del Antiguo Testamento

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s