Jueces 14: Fuerza para Sansón

Este es el primer blog de una nueva serie.  El tema que estaré cubriendo por los próximos 14 días es sobre el Espíritu Santo.  Espero que Dios me permita meditar y adquirir ideas nuevas de los pasajes que vamos a considerar de esta persona de la Trinidad.

Sansón, que era de Zora, descendió a Timnat, que era  un pueblo que estaba unas 4 millas de distancia al otro lado del valle.  El se sintió atraído por una joven filistea que vio allí.  Para los israelitas, era claro que no debían mezclarse con mujeres extranjeras.  Pero a él no le importaba las diferencias religiosas, ni estaba dispuesto a someterse al buen consejo de sus padres.  Esta fue la primera señal de las dificultades que Sansón iba a enfrentar en su vida.  El definitivamente que muestra una debilidad por las mujeres que no le dejaba pensar correctamente.  El hombre más fuerte de su generación nunca alcanzó su potencial para ser el bien simplemente porque no podía controlar su apetito sexual.  En este caso, la única razón por ese capricho era “porque ella me agrada.”  Para Sansón, el deseo era su única regla.  Pero Dios utiliza esa debilidad para sus propósitos.  Nos dice el pasaje: “Mas su padre y su madre no sabían que esto venía de Jehová, porque él buscaba ocasión contra los filisteos; pues en aquel tiempo los filisteos dominaban sobre Israel.”  Esto no significa que estuviera correcto lo que Sansón quería hacer, sino que aún eso Dios utiliza para alcanzar sus propósitos.

Nunca nos debemos de olvidar que la fuerza de Sansón venía del Espíritu Santo.  En dos ocasiones en el capítulo se nos señala esto: “Y el Espíritu de Jehová vino sobre Sansón, quien despedazó al león como quien despedaza un cabrito, sin tener nada en su mano;” y la segunda ocasión se nos dice: “Y el Espíritu de Jehová vino sobre él, y descendió a Ascalón y mató a treinta hombres de ellos.”   Esto es evidencia clara que cada demonstración de fuerza, no venía de su propio físico, sino del hecho que el Espíritu Santo descendía sobre él y le daba la fuerza que necesitaba. 

Dios quería hacer grandes cosas con Sansón, pero básicamente él con su mal genio y sus debilidades nunca pudo desarrollarse a su máximo potencial.  De todos los jueces de Israel, él fue el único que su nacimiento fue anunciado por un ángel y vivió como nazareo, así que grandes cosas se podían esperar de él.  Pero Sansón nunca vivió de acuerdo a esas expectativas.  Esto es, sin lugar a dudas, una advertencia para nosotros.  No importa lo que nos pase, siempre tenemos que vivir a la altura de lo que Dios espera de nosotros.

Lo más increíble de todo esto es, que a pesar de sus debilidades, Dios lo usó.  Es mencionado en la galería de héroes de Hebreos 11 como uno de los héroes de la fe.  Apenas consciente de lo que significaba vivir para Dios, y dados a ataques de lujuria y mal genio, Sansón con su gran fuerza física que provenía de Dios, preservo a Israel como un pueblo y no permitió que fuera absorbido por los filisteos.  Esto nos da esperanza, de que a pesar de nuestras limitaciones y con ayuda del Espíritu Santo, podemos servir a Dios para sus propósitos y ser instrumentos para la extensión de su reino en esta tierra.

1 Comment

Filed under El Espíritu Santo

One response to “Jueces 14: Fuerza para Sansón

  1. Tititata

    2 Corintios 12:9
    Reina-Valera 1960 (RVR1960)
    ” Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.”
       

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s