Mateo 3:1 – 4:10: El papel de Espíritu en el bautismo y tentación de Jesús

Nosotros hemos leído en muchas ocasiones este pasaje pero nunca lo había considerado a la luz del papel del Espíritu Santo en todos estos eventos.  Juan predica en el desierto y su mensaje impacta de tal manera que se nos dice que y eran bautizados por él en el Jordán, confesando sus pecados.”  Siempre que hablamos de arrepentimiento lo asociamos con la obra del Espíritu Santo en la vida de la persona.  ¿Tendría Juan el Espíritu Santo con él?  Hasta la conclusión del ministerio de Jesús sobre la tierra, el Espíritu Santo venía sobre unas personas específicas por unos momentos dados, por lo tanto Juan no estaba lleno del Espíritu de la manera que nosotros lo entendemos hoy en día pero definitivamente que el Espíritu actuaba cuando el predicaba porque gente confesaba sus pecados y se bautizaba.  Solamente cuando Jesús anuncia la venida del Consolador, es que el creyente tiene la experiencia diaria de tener el Espíritu Santo morando con él.

Juan anuncia en su predicación la gran diferencia entre el ministerio de él y el de Jesús.  El nos dice: “Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.”  Juan al bautizar lo hacía para que la persona demostrara externamente la decisión que había tomado.  Esta era de arrepentimiento, cambio de actitud, cambio de dirección.  Pero la de Jesús era mas con la presencia del Espíritu Santo en nuestra vida, de que el Espíritu iba a morar con nosotros y que podíamos ser llenos de él.  Tal vez la demostración más gráfica de esto es cuando Jesús se bautiza.

Cuando Jesús es bautizado, las escrituras nos dicen: “Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él.”  Esto y la voz que viene posteriormente demuestran quien era Jesús pero para mi es también una demostración de lo que va a pasar en el futuro con el creyente.  Nos dice las escrituras que los creyentes han sido sellados con el Espíritu Santo.  Que cuando entregamos nuestra vida a Dios, el Espíritu Santo viene a morar con nosotros.  Así que puedo decir que no enfrento solo la vida sino que el Espíritu en mí me ayuda a que yo viva una vida que agrade a Dios.  ¡Gracias a Dios por sellarnos para la eternidad!

Otro aspecto en el pasaje es que el Espíritu Santo transporta a Jesús al desierto para ser tentado.  Cuando leo esto, lo que pienso es en “Scotty, beam me up!”.  Dejaré a lector que me diga si sabe de lo que estoy hablando.  Sea como fuera, el hecho es que algo similar le sucede a Felipe demostrando que en nuestro tiempo no son solo cosas espirituales lo que el Espíritu puede hacer sino también cosas físicas.  En otras palabras, la tercera persona de la Trinidad es Dios y puede actuar en cualquier dimensión.

2 Comments

Filed under El Espíritu Santo

2 responses to “Mateo 3:1 – 4:10: El papel de Espíritu en el bautismo y tentación de Jesús

  1. Nita

    Quien es Sottie?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s