Romanos 8: La victoria del cristiano por el Espíritu

Este pasaje es uno de las escrituras que encuentro que esta lleno de mucha riqueza y mucha “tela que cortar”.  Comienza con una declaración impresionante cuando Pablo afirma que “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.”  Si yo aprendo a andar conforme al Espíritu de Dios, que esta dentro de mí como creyente, no tengo que temer ninguna condenación.  Claro está, el meollo entonces del asunto es ¿cómo sé que estoy andando en el Espíritu?  En el versículo 16 nos dice: “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.”  Esto quiere decir que si entregue mi vida a Cristo y lo acepte como Señor y Salvador, el Espíritu Santo entró a mi vida conforme a Juan 14 y Juan 16.  Y el Espíritu en mí me va a dar testimonio de que soy hijo de Dios; y si soy hijo de Dios no hay ninguna condenación y puedo vivir en victoria.  “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios”.

Una de las estratagemas del enemigo, es continuamente acusarnos y hacernos sentir que estamos condenados ya que no hemos sido perdonados debido a que caemos continuamente.  Dios conoce perfectamente nuestra condición, por eso es que dio a su Hijo en la cruz, y en aquel momento, todos nuestros pecados, pasados, presentes y futuros, fueron perdonados.  Cada vez que me acuse, debo de pensar en este versículo, y ordenarle que se aleje, porque no hay ninguna condenación para aquel que está en Cristo.  En una ocasión, leí una historia sobre Martín Lutero. Cuando él estaba bajo la presión de la Reforma de la Iglesia, y con muchos enemigos deseando matarlo, allá en una de sus habitaciones, la presión fue tan fuerte que tuvo una visión del diablo.  Se le apareció y le dijo: “Martín Lutero, por qué estás haciendo estas cosas, si eres un pecador”, y en la pared empezó a escribirle una lista de sus pecados, una gran lista. En eso, Lutero tomó un frasco con tinta roja que estaba en su escritorio, y la lanzó en contra de esa pared donde él veía esta lista de pecados. Y dijo: “es cierto, yo cometí esos pecados, pero la sangre de Jesucristo, Su Hijo, me ha limpiado de todo pecado.”  ¡Aleluya!

Otra cosa que el Espíritu Santo hace por mí es que intercede al Padre en mi favor.  Nos dice el versículo: “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.”  ¡Qué tremenda bendición es ésta!  Puedo vivir confiado que aún cuando no sepa que pedir exactamente, el Espíritu va a interceder por mí,  pidiendo exactamente lo que me conviene.  ¿No es esto maravilloso?  Puede ir de rodillas y dejar que el Espíritu Santo dirija mi oración. ¡Wow!

Hay una porción en este pasaje que en muchas ocasiones es mal interpretada.  Las escrituras que nos dicen: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.”  Pablo no promete aquí que solo cosas buenas o placenteras le sucederán al creyente.  Lo que dice es que aún las experiencias no placenteras que el describe en los versículos del 35 al 39 pueden ser usadas para nuestro bien dentro del plan general que Dios esta ejecutando en esos momentos.

Ésta vida en el Espíritu es la que me permite ser mas que vencedor.  Por eso es que nos podemos unir a las palabras de Pablo cuando nos dice:

Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.  Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Leave a comment

Filed under El Espíritu Santo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s