Rut 2: Una mujer pobre encuentra ayuda

En el pueblo de Israel, Dios a través de las escrituras instituyó varios métodos para ayudar a los pobres.  El que este pasaje describe, tenía que ver con el mandamiento de dejar deliberadamente parte de la cosecha en el campo para que la recogieran los pobres.  El agricultor tenía que dejar algo de su grano sin recoger para que la gente como Rut lo pudiera recoger. Los necesitados no tenían que estar pidiendo limosnas, sino que trabajaban para obtener lo que necesitaban.  Y también según la ley, una viuda sin ayuda debía ser recibida en el hogar de la familia de su esposo.  Por eso es que al final del libro, Booz reclamó a Rut.

Aunque todo lo que hace Rut por su iniciativa es loable, sin lugar a dudas hay un ayudador invisible, Dios.  Aunque Dios no interviene directamente en los hechos, ninguno de los personajes del relato dudaba de que la vida procede bajo la dirección de Dios.  Es a Dios a quien Noemí da crédito de que Rut haya ido a trabajar al campo de Booz.  Dice el pasaje: “Y dijo Noemí a su nuera: Sea él bendito de Jehová, pues que no ha rehusado a los vivos la benevolencia que tuvo para con los que han muerto.”  Fue la ley de Dios la que unió a Rut y a Booz en matrimonio.  Finalmente, Dios es quien le dio el hijo, en el cual, Rut, Booz y Noemí obtienen gran satisfacción.

Dios hizo provisión para que su pueblo atendiera a los pobres.  De la misma manera, nosotros que somos su pueblo en estos tiempos, tenemos que hacer provisión para aquellos que tienen menos.  Dios siempre a tenido cuidado de las viudas, huérfanos y extranjeros.  Esto es porque típicamente son los que tienen menos y necesitan más.  ¿Cuánta preocupación tenemos por los menos afortunados?  ¿Dejamos algunos granos para que ellos los puedan recoger?  ¿Atendemos, por lo menos, a nuestros familiares menos afortunados especialmente si son viudas?  Es mi oración que Dios siempre me haga sensitivo a las necesidades de los demás, que actué siempre con misericordia, de la misma manera que Dios ha tenido misericordia conmigo.

2 Comments

Filed under Justicia Social

2 responses to “Rut 2: Una mujer pobre encuentra ayuda

  1. Nita

    Dios permiteme siempre tener claro que es mi deber hacia tí el ayudar aquellos menos afortunados, pues Tu me has probado siempre que eres el Dios de la provision. Gracias porque otros lo hicieron por mi en otro tiempo.
    Te amo Dios

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s