Mateo 2: Jesús es adorado por los magos

No podemos irnos del nacimiento de Jesús sin hablar de los magos del oriente.  Nuestra tradición habla de los reyes magos pero no podemos concluir de este pasaje de que eran reyes.  Parece que por alguna razón, la tradición añadió la idea de que eran reyes.  Así que estos magos vienen a Jerusalén a buscar al rey que ha nacido: “¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.”  Desde el principio se puede apreciar que Dios hecho hombre, Jesús, era algo más que para exclusivamente los judíos.  Aquí tenemos hombres, de tierras lejanas, no judíos, que vienen a Palestina en busca del rey que ha nacido.  Es maravilloso como aún en el nacimiento de Jesús, Dios está llamando todos los pueblos a él.

En el 1986 tuve la oportunidad de ver una noche el cometa Halley durante su pasaje por la tierra cada 75 o 76 años.  Fue impresionante, se movía en el cielo nocturno mostrando su estela y donde fui a verlo era bien en el campo donde las luces de la ciudad no molestaban.  Para mi era una señal de los cielos al hombre acerca de la grandeza del Dios creador.  Yo no se que vieron los magos, pero el evento fue lo suficientemente importante como para moverlos de tierras lejanas en busca del rey que ha nacido.  Mas interesante aún es el hecho que cuando se dirigieron a Belén nos dice que “y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño.”  ¿Cómo fue esto?  No sé, pero es claro que algo sobrenatural sucedió para ellos encontrar la casa en donde estaba Jesús.

Durante todo su tiempo en la tierra, Jesús causó conmoción.  Jamás hubiera esperado que una de ellas fuera al nacer.  Nos dice las escrituras: “Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él.”  Estas noticias sacudieron a Herodes, el rey que había matado a tantos para consolidar su poder, estaba preocupado por el nacimiento de un niño.  La gente que no tiene a Dios se turba al escuchar hablar acerca de Jesús.  Su nombre causa conmoción en todo lugar.  Ya sea para adorarle o para repudiarle, no podemos ser neutrales con respecto a él.  Me pregunto si he estado hablando de él con suficiente frecuencia.  Solamente si la gente oye de él puede venir a él, por lo tanto tengo que buscar más oportunidades para presentarlo y hablar de él.

El otro detalle en el capítulo es el énfasis al cumplimiento profético.  Desde la profecía que iba a nacer en Jerusalén (v. 6), el viaje a Egipto (v.15), la matanza de los niños (v. 18), al hecho de que iban a regresar a Nazaret (v. 23) para que Jesús fuera llamado Nazareno.  Mateo quiere enfatizar que Jesús es el Mesías prometido conforme a las escrituras para que sus lectores judíos pudieran creer en él.  Dios no hace cosas al azar.  El tiene un plan maestro divino y por eso es que puede anunciarlo con tanta anterioridad.  La Biblia es donde se nos habla de ese plan y por eso es importante leerla con regularidad.

Varias cosas puedo aprender de este pasaje, desde el hecho de que Dios utiliza diferentes personas y señales para mostrar su potestad y majestad, hasta el hecho de que ese niño continua causando conmoción en medio nuestro.  Es mi petición a Dios que siempre este sensible a ver su obra y mensaje en las cosas que me rodean y que siempre este dispuesto a proclamar su nombre en dondequiera que él me de la oportunidad de hacerlo.

Leave a comment

Filed under Vida de Jesús en los otros evangelios

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s