Marcos 9: Un día en la vida de Jesús

También lo sé.  La serie se titula Vida y Enseñanzas de Jesús en los otros evangelios y aquí estamos en Marcos.  Esta va a ser la única vez de las 14 reflexiones que usaremos a Marcos.  Las otras trece veces van a ser de los otros evangelios.  Es que si uno quiere tener un idea del paso que llevaba Jesús, Marcos es el mejor sitio para ello.  En estas escrituras comenzamos con la transfiguración, le sigue el muchacho endemoniado, anuncio de su muerte, discusiones sobre quien es el mayor y finalizando con advertencias sobre el caer y apartarse.

La transfiguración es un pasaje que pone a uno a pensar.  ¿Por qué sucedió?  ¿Por qué tiene que ser con Moisés y Elías?  ¿Qué fue lo que hablaron?  Solo se puedo especular y jamás alegaría inspiración divina, pero tal vez Dios quería dar honra y gloria a su Hijo delante de sus discípulos, para que años después, en los momentos de persecución y dudas, el recuerdo de ver a Jesús en gloria los sostuviera como que era el verdadero Mesías.  Tal vez el que mas lo necesitaba era Jesús para prepararse a la gran prueba que iba a venir.  Como esto encajaba en el plan de Dios no está claro para mi pero lo que si es cierto es que fue espectacular.  Cualquier comentario que traiga mas luz sobre esto es mas que bienvenido.

En la sección del muchacho endemoniado, se encuentra la frase “Creo, ayuda mi incredulidad” que dice el padre del muchacho.  Anteriormente he hablado de esto.  Esa sería mi oración.  He sido testigo de milagros, sanidades increíbles, pero de la misma manera he orado por enfermos que nunca se han sanado.  Se que Dios quiere que crea y confíe en él y yo deseo hacerlo, pero las cosas físicas, los estudios y el deseo de controlar las cosas evitan en muchas ocasiones ese creer y por lo tanto es también mi petición a Dios que me ayude en mi incredulidad.  Le pido que haga crecer esa fe en mí y que me permita algún día ver que se mueven montañas.

La última frase que quiero meditar en ella es: “Porque el que no es contra nosotros, por nosotros es.”  En muchas ocasiones quiero encajonar a Jesús en ciertos patrones y ciertas posibilidades.  Nunca se me debe olvidar la frase anterior.  Aquel que habla de Dios, que hace milagros en el nombre de Jesús, y no enseña falsa doctrina tiene que tener espacio en el reino aunque no quepa en mi molde.  La prueba tiene que ser, que si lo que está haciendo el individuo le da la gloria a Dios,  tengo que darle espacio para que continúe extendiendo el reino de Dios.  Me guste o no, no es lo importante.  Lo importante es  si hace el bien en el nombre de Jesús y le da la gloria a Dios.

Leave a comment

Filed under Vida de Jesús en los otros evangelios

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s