Juan 3: Una conversación con Jesús

Este es otro de esos pasajes que son simples y sencillos pero a la misma vez tan complicados que se pueden hablar horas de ellos.  Nicodemo es un personaje muy peculiar.  No sólo viene a Jesús de noche, tiene una increíble conversación, sino que más tarde lo vemos en dos ocasiones, una de ellas argumentando a favor de Jesús en el Sanedrín (el Concilio que gobernaba a los judíos) y la segunda ocasión, junto a José de Arimatea, reclamando y enterrando el cuerpo de Jesús.  Así que esta conversación fue una de implicaciones eternas.

Siempre las primeras palabras de Jesús a Nicodemo me llaman la atención.  Nicodemo abre la conversación reconociendo a Jesús como maestro y uno que viene de Dios, pero la respuesta de Jesús es como si Nicodemo hubiera preguntado: ¿cómo puedo entrar al reino de Dios?  Probablemente Nicodemo había escuchado a Juan el Bautista y su mensaje de que había que arrepentirse porque el reino de los cielos se había acercado.  Así que aunque eso no es lo que pregunta, Jesús le contesta lo que se preguntaba en su mente y corazón, no lo que verbalizó en su introducción.  Jesús va directamente al meollo del asunto sin irse por las ramas.

Jesús sabe exactamente lo que pienso y siento, así que no sé porque en ocasiones no soy directo con él.  No es un asunto de reverencia, él es Rey y Señor, digno de toda adoración, sino mas bien que a veces encuentro que algunas situaciones son pequeñas para molestarlo.  Sin embargo, cuando oro, el Espíritu Santo va directamente al grano.  Trae la situación a mi mente que no me queda otra alternativa mas que presentarla.  Dios se encarga a su tiempo y manera contestarla.  Debo de aprender consistentemente traer delante del trono de su gracia todo lo que preocupa mi corazón, sea grande o pequeño ante mis ojos.

Jesús básicamente en esta conversación le está diciendo a Nicodemo, si quieres salvarte, debes de obedecer a Dios y cambiar la forma en que vives; es como si volvieras a nacer para vivir una vida diferente.  Ese cambio solo es posible debido a lo que Cristo iba a ser en la cruz.  Por eso es que él dice: “Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”

La conversación continua con: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”  Jesús continua aclarando que el no vino a condenar sino a salvar.  Ya el mundo había sido condenado desde la caída de la humanidad.  No había que condenarlo más.  El mundo lo que necesitaba era un salvador.  Jesús es ese salvador.  Jesús define la condenación cuando nos dice: “Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.”

Con mis actos y con mi vida yo defino si amo más a la luz o a las tinieblas.  Cuando decido que ver, que leer, que hablar, estoy haciendo esa decisión.  Tengo que envolverme más en los negocios de mi Padre Celestial, tengo que reflexionar en él, necesito que él sea el centro de mi vida para que cuando haga las cosas regulares de esta tierra todo lo haga para la gloria de Dios.  No puede haber en mi vida lo divino y lo secular sino que todo lo que haga, no importa en el campo que lo haga, sea una demostración de la verdad y que pueda estar en la luz. Como dice el pasaje: “Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.”  ¡Quiero siempre estar en la luz!

Leave a comment

Filed under Juan, Vida de Jesús en los otros evangelios

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s