Génesis 19: Sodoma y Gomorra son destruidas

Durante el viaje a Israel el año pasado tuve la oportunidad de visitar el área del Mar Muerto y al sur de la misma se encuentra un sitio que tanto Israel como Jordania están explotando por sus recursos minerales.  Este es un lugar que está bajo el nivel del mar y algunas teorías dicen que hubo un gran terremoto en ese lugar y que la tierra cedió y creó esa llanura bajo el nivel del mar.  El hecho es que algunos de los expertos en arqueología bíblica creen que esa área es el lugar donde estaba la ciudad de Sodoma y Gomorra que fueron destruidas por Dios.

El relato bíblico comienza con la llegada de los dos ángeles a Sodoma.  Las escrituras nos dicen:  “Llegaron, pues, los dos ángeles a Sodoma a la caída de la tarde; y Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma. Y viéndolos Lot, se levantó a recibirlos, y se inclinó hacia el suelo . . .”  En las puertas de la ciudad era normalmente donde se hacían las transacciones comerciales y era el sitio donde los ancianos y jueces de la ciudad se reunían para ver casos, pasar juicio y tomar decisiones.  El hecho de Lot estar allí, probablemente indica que era persona importante en la ciudad y podían hasta utilizarlo en ocasiones como juez en asuntos comerciales.  Eso puede asociarse con lo que los hombres de Sodoma le dicen a Lot cuando se resiste a entregar a los dos los varones que Lot estaba hospedando.  Estos le dicen: “Quita allá; y añadieron: Vino este extraño para habitar entre nosotros, ¿y habrá de erigirse en juez? Ahora te haremos más mal que a ellos.”

Esta reacción de Lot puede ser conforme a su buen corazón o simplemente que él estaba siguiendo las estrictas costumbres de la época con respecto a la hospitalidad.  Aún hoy en día entre los tribus del desierto, si tienes huéspedes tienes que protegerlos y cuidarlos mientras estén en tu casa.  Ningún mal le puede suceder, aún si estas hospedando por un corto tiempo a tu enemigo.  Para Lot le hubiera sido inconcebible el entregar aquellos dos varones a la multitud, aún sin pensar que fueran enviados celestiales y aunque le costara su propia vida.

Esta reacción del pueblo puede ser porque aquellos ángeles podían ser de buen parecer combinado con la corrupción moral en que se vivía en aquella región.  El hecho es que se forma un motín y los ángeles tiene que rescatar a Lot de la multitud.  Los ángeles le dan a Lot a que salve a su familia y a sus futuros yernos, pero ellos no escuchan, Lot se marcha y ellos perecen con la ciudad.

Todo esto me hace pensar que  Dios siempre está dando oportunidades, pero la gente no escucha lo que Dios dice, continúan su camino y finalmente, o son castigados o destruidos.  La clave para reaccionar correctamente contiene dos elementos:  primeramente escuchar el mensaje y reconocer que este proviene de Dios y en segundo lugar, no ser obstinado y perseverar en el camino incorrecto.  Le pido a Dios que siempre me haga sensible a su voz, que aprenda a escuchar, que no sea obstinado y este dispuesto a moverme en la dirección que Dios quiere que yo me mueva.  Señor, permite siempre que pueda reconocer tu voz independientemente del instrumento que tu decidas usar para traerme el mensaje.

Leave a comment

Filed under Abraham e Isaac y Jacob

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s