Génesis 31: Jacob deja a Labán

Es tiempo de que Jacob regresara a la tierra de sus padres.  Dios le había dicho que tenía que regresar pero ya llevaba 20 años con Labán y era tiempo de marcharse.  Así que Dios prepara las circunstancias para que pueda marcharse.  Jacob comenzó a escuchar a los hijos de Labán que decían: “Jacob ha tomado todo lo que era de nuestro padre, y de lo que era de nuestro padre ha adquirido toda esta riqueza.”  Eso parece que no era suficiente para decidir marcharse pero “Miraba también Jacob el semblante de Labán, y veía que no era para con él como había sido antes.”  Para culminar el proceso Dios le dijo a Jacob: “Vuélvete a la tierra de tus padres, y a tu parentela, y yo estaré contigo.”  Así que de esta manera Dios le hace fácil la decisión a Jacob.  El deja de sentirse cómodo en donde estaba pero primero tiene que estar seguro que sus dos esposas lo van a apoyar.  Así que las llama, habla con ellas y confirma que están de su lado y por lo tanto es tiempo de irse.

En ocasiones Dios tiene que hacer lo mismo para movernos de donde estamos hacia el lugar que él nos quiere.  Aunque sabemos en ocasiones a que dirección tenemos que movernos, lo nuevo nos da inseguridad y por eso alargamos el tiempo en donde estamos.  Estoy seguro que la razón por la cual luego de tener a Raquel se quedo seis años más es porque le iba bien, conocía bien las cosas y aunque quería mas bienes no acababa de moverse.  Así para que cambiara las cosas, Dios le dice: “Yo soy el Dios de Bet-el, donde tú ungiste la piedra, y donde me hiciste un voto. Levántate ahora y sal de esta tierra, y vuélvete a la tierra de tu nacimiento.”   Dios tiene que recordarle a Jacob el voto que hizo, y básicamente decirle es tiempo que regreses ya.  Yo le agradezco a Dios que toma interés en nosotros de tal forma y manera que nos ayuda entender y comprender en que dirección él quiere que nosotros nos movamos.  Si no escuchamos y él quiere que lo hagamos, él sabe como llamarnos la atención, sino pregúntenle a Jonás.  Para evitar que me pase como a Jonás, más vale que vea su mano cuando me muestra su voluntad y la siga.

Jacob finalmente se va huyendo pero Labán lo alcanza y Dios se encarga de proteger a Jacob.  ¿Acaso Jacob no confiaba en Dios lo suficiente como para marcharse de otra manera?  Si Dios se le revela a Labán la noche anterior de alcanzar a Jacob, también pudo hacerlo para que Jacob se marchara.  Pero nuevamente así somos todos nosotros, siempre pensamos que Dios necesita ayuda, así que voy hacer lo necesario a ver que tan lejos llego por mis fuerzas.  Gracias a Dios que siempre es paciente conmigo porque él ve el corazón y conoce lo que uno tiene adentro para bien o para mal.

Por último, ¿por qué Raquel se robó a los ídolos? Lo más probable fue que aunque sabía del Dios de Jacob todavía quería tener los otros por si acaso.  O tal vez fue porque sabía que no agradaban a Jehová y no quería que su padre los siguieran adorando.  Naaah . . .

Leave a comment

Filed under Abraham e Isaac y Jacob

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s