Génesis 32: Jacob lucha con Dios

Llegamos tal vez a uno de las historias por la cual más conocemos a Jacob.  Sin embargo, también es uno de los pasajes donde surgen más preguntas.  Los primeros dos versículos dicen:  “Jacob siguió su camino, y le salieron al encuentro ángeles de Dios.  Y dijo Jacob cuando los vio: Campamento de Dios es este; y llamó el nombre de aquel lugar Mahanaim.   ¿Unos ángeles de Dios le salieron al encuentro?  ¿Qué quiere decir esto?  Lo que llama la atención es que Jacob lo reconoce, sabe que Dios está allí y por eso llama el lugar “Dos campamentos”.  Hay varias ideas con respecto a esto pero el hecho es que Dios envía la ayuda que Jacob necesita, en el momento que la necesita, aunque fuera visible solamente a Jacob.  Sabemos el salmo que nos dice que el ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen y los defiende.  Dios estaba allí para defender a Jacob si fuera necesario.  Dios siempre nos protege y nos guarda aún cuando el mundo piense cuando algo malo nos sucede que Dios no estuvo allí.  Al contrario, Dios estuvo allí independientemente del resultado, porque nada pasa si Dios no lo permite, y todo lo que nos suceda es para lograr sus propósitos para con nosotros.

Jacob utiliza varias estrategias para acercarse a Esaú su hermano, pero al fin de cuentas todo sale bien en esa área.  Lo interesante es lo que se dice mas tarde de la lucha con el ángel en Peniel.  Dicen las escrituras: “Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba.”  ¿Qué quiere decir esto?  Francamente nadie sabe y lo que yo haya oído o leído anteriormente ha sido especulación y ninguna de las explicaciones ha sido totalmente convincente.  El hecho es que la presencia de Dios estaba allí, Jacob obtiene su bendición y Dios obtiene su nación.  Este resultado nunca estaba en duda, desde mi perspectiva, pero el hecho es que Dios actúo para beneficio de Jacob aunque en términos humanos digamos que Jacob terminó lisiado y no podemos entender completamente porque fue necesario todo esto.

La otra frase interesante al final del capítulo es cuando el ángel le dice a Jacob: “No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido.”  Israel significa “El que lucha con Dios, o Dios lucha.”  El ángel tenía la fuerza y poder para soltarse: Y cuando el varón vio que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba.”  Puede imaginarse que aquel que con un solo toque le dislocó la cadera, ¿cuánto más daño pudo haberle hecho si así lo hubiera deseado?  Pero ese no era el plan de Dios y al fin y al cabo se hizo lo que Dios había planeado.

Leave a comment

Filed under Abraham e Isaac y Jacob

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s