1 Samuel 16: David es ungido por Samuel

Una de las vidas mas interesantes en las escrituras es la de David.  Durante los próximos catorce días estaremos meditando en su vida y veremos que es lo que el Espíritu Santo nos presenta al estudiar sus escrituras relacionadas con este personaje bíblico.  El pasaje comienza con Dios diciéndole a Samuel: “ . . . Llena tu cuerno de aceite, y ven, te enviaré a Isaí de Belén, porque de sus hijos me he provisto de rey.”  A lo cual Samuel responde: “¿Cómo iré? Si Saúl lo supiera, me mataría.”

Samuel era un hombre de Dios.  Es claro que Dios estaba con él y que él obedecía a la voz de Dios.  Sabiendo esto, es interesante ver como los profetas de Dios, a pesar de saber que Dios mismo les habla, están siempre preguntando y objetando lo que Dios les pide que hagan.  No es que esto sea malo, al contrario, me muestra que no eran superhombres y que eran tan humanos como yo.  Pero pienso en mi reacción si Dios me pide algo que como resultado pudiera ser en que yo pusiera en riesgo mi vida.  Para mí, la parte que sería clave es que yo tengo que estar increíblemente convencido que es Dios quien me lo pide.  Si no me cabe duda, yo creo que lo haría, con mucho temor y temblor, porque al fin y al cabo mi vida no es mía sino que le pertenece a Dios.  Eso no quita que no sea fácil y prefiero nunca tener que pasar por eso.  No quiero que me pase lo de Pedro.

Me parece que en el siguiente versículo esta el secreto de lo que debo de aprender de este pasaje.  Jehová le dice a Samuel: “No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón.”  Mi naturaleza siempre mira para usar de criterio lo que no debe.  Sin embargo, Dios me enseña que lo que debo mirar es el corazón.  Por supuesto, Dios omnisciente sabe intenciones y yo no, pero creo que con el tiempo suficiente, todo hijo de Dios puede ver lo que Dios ve en una persona en particular.  Esto es gracias al Espíritu de Dios que mora en cada uno que le sirve.  Por eso es que me gusta tanto David y hacia eso, por la misericordia y gracia de Dios, es que quiero aspirar y buscar.  David era conforme al corazón de Dios y yo le pido a Dios que me moldee para moverme continuamente en esa dirección.

Samuel cumple su cometido, ungir al nuevo rey, y se marcha inmediatamente.  El escritor nos resalta el hecho que: “. . . y desde aquel día en adelante el Espíritu de Jehová vino sobre David.”  Esto también puede ser otra clave para entender esto.  David, cuando lo ungen, es lleno del Espíritu, y esto resulta aún más en una vida, que no era perfecta, pero que buscaba genuinamente agradar a Dios y darle el primer lugar.  Ese mismo Espíritu es el que mora en cada individuo que se convierte a Dios hoy en día.  Por lo tanto, si me pongo en sus manos, mi corazón puede ser moldeado a uno que agrade y le sirva a Dios.

Mi último pensamiento de éste capitulo tiene que ver con: “Y viniendo David a Saúl, estuvo delante de él; y él le amó mucho, y le hizo su paje de armas.”  ¿Qué fue lo que Saúl vio en David que lo hizo reaccionar de esa manera?  ¿Sería su habilidad musical?  El pasaje nos dice: “Y cuando el espíritu malo de parte de Dios venía sobre Saúl, David tomaba el arpa y tocaba con su mano; y Saúl tenía alivio y estaba mejor, y el espíritu malo se apartaba de él.”  Esto era mas que habilidad musical, era llenura de Dios.

Me parece que la persona que está llena del Espíritu, tiene un aura de parte de Dios, que lo hace más atractivo para aquellas almas turbadas que saben que han perdido la gracia de Dios.  Unos de los versículos anteriores decía: “El Espíritu de Jehová se apartó de Saúl, y le atormentaba un espíritu malo de parte de Jehová.”  Saúl sabía lo que había perdido y yo creo que era capaz de reconocer que David tenía aquello que se le había quitado.  Saúl sacaba beneficio de la presencia de David y está le impacto tanto que lo hizo su escudero.  Dios había puesto a David en gracia con los hombres y esta carisma en el futuro le sirvió no solo para ser líder de una banda de hombres sino para también ser rey de Israel conforme a la voluntad de Dios. 

Leave a comment

Filed under Vida de David

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s