Éxodo 2: Moisés nace y es criado por la hija del faraón

Este es el comienzo de una serie sobre la vida de Moisés y la salida de Egipto.  En este capítulo leemos sobre el nacimiento de Moisés hasta su estadía en Madián.  Esto comienza con un nacimiento y termina con otro nacimiento.  Es como si el autor bíblico quisiera decirnos, estamos en la víspera de un nuevo comienzo.

Lo primero que llama la atención es la increíble providencia divina para el nacimiento de este niño.  Lo primero que se nos dice es: “Un varón de la familia de Leví fue y tomó por mujer a una hija de Leví”.  Esto nos indica que el niño que resulte de esa unión va a ser apartado para el servicio de Dios.  En esos momentos la ley no había sido dada pero cuando esto suceda durante la vida de Moisés, la tribu de Leví va a ser elegida por Dios para servir como sacerdotes.  Dios, quien es quien escoge o no, decidió en la eternidad que esos padres iban a engendrar al que iba ser el gran legislador y profeta de su pueblo.  Otro punto para pensar es que Dios lo escogió a él y no a otro.  Lo que quiero decir es que Dios salva a este niño de una manera milagrosa cuando otros niños estaban muriendo.  En este caso, Dios eligió a Moisés para un trabajo desde el comienzo y por eso lo protegió toda su vida.  A veces se piensa que Dios no esta actuando cuando en realidad él esta interviniendo en todo momento.  Hay eventos que suceden hoy para Dios usarlos cuarenta años mas tarde.  Por eso es que en las escrituras muchos se preguntaron quién podrá escudriñar la mente de Dios y entender todos sus designios.  Tengo siempre que vivir confiando de que Dios está en control y que las cosas sucederán conforme a su voluntad.

Es claro también que aunque fue levantado por la hija del faraón, su madre, que fue su nodriza, se encargo de decirle quien era, quien era su pueblo y su historia.  Esto parece así por lo que las escrituras nos dicen: “En aquellos días sucedió que crecido ya Moisés, salió a sus hermanos, y los vio en sus duras tareas, y observó a un egipcio que golpeaba a uno de los hebreos, sus hermanos.  Entonces miró a todas partes, y viendo que no parecía nadie, mató al egipcio y lo escondió en la arena.”  Aquel que se había criado como hijo de la hija del faraón, realiza finalmente la esclavitud de sus hermanos hebreos y en un momento dado mata a un egipcio para defender a un hebreo.  Solamente alguien que conocía su historia hubiera hecho esto.  Esta es la importancia de enseñar al niño su carrera y su herencia divina y aún cuando fuere viejo, no se apartará de ella.  Hoy en día no necesariamente nos esmeramos en hacer esto y ese vacío lo llenan las escuelas que no van a dirigir el niño o la niña a Dios.

¿Por qué el faraón trata de matar a Moisés?  ¿Por qué le tenía miedo?  Nos dice la escritura: “Oyendo Faraón acerca de este hecho, procuró matar a Moisés; pero Moisés huyó de delante de Faraón, y habitó en la tierra de Madián.”  En una época en que la vida no era respetada por los gobernantes, el hecho de que un miembro de la casa real matara a una persona no puede ser tan significativo, pero el hecho de que haya sido Moisés, esto si lo era.  Definitivamente que el faraón sabía que Moisés no era un cualquiera, él tenía que haber conocido su potencial de líder, su habilidad de dirigir y organizar para decidir que era mejor eliminarlo a cogerse el riesgo de un posible líder de una rebelión.  Dios no solo escoge sino que da las herramientas necesarias a nosotros para realizar las tareas que nos han encomendado y otros se darán cuenta de las destrezas y habilidades dadas por Dios.

El capítulo termina con unos versículos que para mí son espectaculares y motivadores.  Se nos dice: “Aconteció que después de muchos días murió el rey de Egipto, y los hijos de Israel gemían a causa de la servidumbre, y clamaron; y subió a Dios el clamor de ellos con motivo de su servidumbre.  Y oyó Dios el gemido de ellos, y se acordó de su pacto con Abraham, Isaac y Jacob.  Y miró Dios a los hijos de Israel, y los reconoció Dios.”  Se ve que Dios escucha el clamor de su pueblo y él se acuerda de nosotros.  Para mí esa última oración indica que Dios dijo estos son mis hijos y voy a actuar a su favor.  Yo quiero que Dios me mire y me reconozca.  Que diga este es mi hijo y yo voy a ayudarlo en su necesidad y voy a escuchar su clamor.  Con una sola mirada de Dios, mi futuro esta asegurado y mi oración es contestada.  ¡Acuérdate de mí, Señor!

Leave a comment

Filed under Moisés y el éxodo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s