Éxodo 7: Moisés y Aarón se presentan ante Faraón

Las escrituras comienzan en este capítulo con una frase que me llama la atención, “Mira, yo te he constituido dios para Faraón, y tu hermano Aarón será tu profeta.”  Hay una frase similar en el capítulo 4 cuando Dios le dice a Moisés, “y tú serás para él (Aarón) en lugar de Dios” .  Con esto, lo que implicaba es que Moisés va a instruir a Aarón que decir y éste habla en lugar de Moisés y el Faraón tiene que obedecer.  Pero el significado no es necesariamente lo que me llama la atención, sino el hecho de que sirve de cómo en este contexto, Dios ve nuestra relación.  En el caso del capítulo 4, Dios ve a Aarón, tan solo como la boca de Moisés y de la misma manera que uno controla y ordena a su boca lo que tiene que decir, Moisés va a ser lo mismo con su hermano.  Esto es lo que se describe como tu serás para él en lugar de Dios.  Las implicaciones son que Dios, luego de que nos habla, espera que nosotros comuniquemos lo que Dios ha dicho.  Desde mi punto de vista, eso es fantástico.  Me encantaría hablar lo que Dios dice que hable sin añadir o quitar nada.  En este pasaje es un poco diferente, Moisés será un dios para el Faraón y su hermano el profeta.  En otras palabras, el profeta habla pero el dios es el que tiene la autoridad y el poder.  Definitivamente que es curioso el uso de estas frase similares en este contexto de parte de Dios.

De otra parte, hay varias formas en las escrituras que se describe el rechazo del Faraón a la petición de Moisés en que deje ir al pueblo.  En este pasaje nos dice, “yo endureceré el corazón de Faraón” ó  el corazón de Faraón se endureció” .  En esto se ve de que Dios siempre está en control, aún de la historia porque todo es un accionar de Dios.  Yo no sé que hubiera pasado si Dios no endurece el corazón del Faraón.  ¿Hubiera cedido antes?  No lo creo porque parte del problema es que los hechiceros del Faraón son capaces de hacer lo mismo y por lo tanto el pudiera pensar en qué de especial tiene Moisés.

La habilidad del maligno para copiar es sorprendente.  Sin embargo, Dios muestra que tiene un poder mayor cuando destruye las otras serpientes que los hechiceros crearon.  En el caso de la plaga de sangre, ellos también copian pero la gran diferencia es que Dios esta convirtiendo en sangre todo un río.  Todo esto contribuye al endurecimiento del corazón del Faraón.  Sin el maligno sospecharlo, Dios había escogido aquella confrontación con las plagas para que no solo Israel, sino también Egipto, conocieran el poder de Dios.  Este propósito se logró porque al marcharse Israel, no solo dejaron ir a sus esclavos sino que le dieron sus riquezas.  Tengo que tener cuidado y no dejarme engañar por las copias del maligno.  Estas nunca podrán suplantar a Dios pero en ocasiones son lo suficientemente buenas como para desviarnos y alejarnos del camino que Dios nos tiene trazados.  Mi petición a Dios es  que siempre pueda distinguir el original de la copia y siempre opte por lo que Dios me da.

Leave a comment

Filed under Moisés y el éxodo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s