Isaías 52: La salvación profetizada

Este es un pasaje donde Dios no solo anuncia la salvación de Israel, pero también el futuro Mesías que va a venir a salvar a su pueblo.  Aquí, Jerusalén se le motiva a que se vista con sus trajes mas hermosos porque Dios la va a liberar del control extranjero sobre ella.  Pero del versículo 7 en adelante vemos un anuncio profético.  Se nos dice, ¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: Tu Dios reina!  Es un privilegio y una bendición anunciar las buenas nuevas, el evangelio.  Para mí es un honor, un privilegio, una responsabilidad y una carga que uno lleva con gozo.  Saber que Dios puede usar a uno para ser el vaso en el cual las buenas noticias son comunicadas es de gran bendición.  Creer que Dios es la solución, compartir ese mensaje y ver los resultados da una gran satisfacción.

Mas tremendo es el anuncio “¡Tu Dios reina!”  ¿Creo esto? Sí, lo creo, porque al mirar a mi alrededor lo veo a él en todo lo que me rodea.  ¡Mi Dios reina!  Esto no significa que alguna vez no estaba reinando sino que no me daba cuenta de esa gran verdad.  Yo le sirvo al Dios que reina sobre todo y en todo.  El que en su infinita misericordia deseó buscarme, hallarme y salvarme.  El tomó la iniciativa, sin yo merecerlo, para reconciliarme con él y yo poder entender que él reina.

De la misma manera que Dios consoló a Israel y lo redimió, yo voy a ser consolado y redimido.  Cantad alabanzas, alegraos juntamente, soledades de Jerusalén; porque Jehová ha consolado a su pueblo, a Jerusalén ha redimido.”  Su salvación es pública “todos los confines de la tierra verán la salvación del Dios nuestro” y todo el mundo sabrá lo que hizo por Israel y lo que esta haciendo por mí.

EL pasaje termina introduciéndonos al que ha de venir y que éxito va a tener: “Miren, mi siervo tendrá éxito; se le dará el más alto honor.  Así como muchos se horrorizaron con él, pues su semblante estaba tan desfigurado y su forma apenas era la de un ser humano; así también él asombrará a muchas naciones. Reyes se quedarán sin palabras por causa de él. Porque verán lo que no se les había dicho y entenderán lo que no escucharon.” (PDT)  La historia no a terminado sino que un día aquel que murió en la cruz, cuyo cuerpo fue destrozado y su cara completamente desfigurada, va a regresar y serán muchos que se quedaran asombrados al ver que al que despreciaron reina en gloria con poder. ¡Ven pronto, Señor Jesús!

Leave a comment

Filed under La salvación

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s