Hebreos 12: Puestos los ojos en Jesús

Esto es un maratón, no una carrera a corta distancia.  Cuando uno viene a Jesús, se quiere lanzar a ser un héroe de la fe pero pronto descubre que no es tan sencillo como parece.  En el diario batallar cristiano, en realidad, no es cuantas veces uno ha caído, sino cuantas veces se ha vuelto a levantar.  La clave de este maratón esta en quitarse “de todo peso y del pecado que nos asedia”.  Esa tal vez es la parte más difícil.

Los corredores del maratón en la época de los juegos olímpicos originales griegos, lo corrían desnudos porque no querían cargar ningún tipo de peso.   Los de nuestro tiempo, también llevan la ropa y zapatos mas livianos posible.  Ellos saben, que para durar las 26 millas, cualquier cosa que carguen les va a pesar más según el tiempo vaya pasando en la carrera.  Para el creyente es igual.  Algunas de estas cosas que nos estorban pueden ser bendiciones de Dios en otras circunstancias.  Todo lo que tengo me lo dio Dios pero si eso se interpone en mi carrera cristiana es un estorbo que tengo que quitármelo de encima.  A veces es el pecado que nos hace caer tan fácilmente.  Tengo que aprender a protegerme, buscar más de Dios pero a la misma vez tomar medidas para evitar caer en la tentación.  Tengo que aprender a correr pacientemente la carrera que está por delante.  ¿Cómo se hace esto?

La vida cristiana es un momento y es un proceso.  Un momento porque el día que creí y decidí obedecerle, fui salvo por lo que Cristo hizo en la cruz por mí.  Es un proceso porque ahí comenzó mi aprendizaje, aprendí a orar, a leer su palabra, a meditar y a confiar en él.  Esto no vino en un instante sino que tomó tiempo.  También llegaron las pruebas y tentaciones, el sufrimiento, las crisis y las decisiones y cada una de ellas me permitió crecer en el Señor.  Pero todavía falta.  No he llegado a la meta.  Vienen más retos que requieren más paciencia.  Lo que no puedo olvidar es que tengo que tener “puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.”  Jesús es donde nuestra fe comienza y termina.  El soportó la vergüenza de la cruz, aceptó la humillación de la misma, porque sabía que después del sufrimiento tendría gozo y alegría porque había abierto el camino de la salvación.

Tengo que pensar en el ejemplo de Jesús y desear emularlo.  El soportó el odio y el maltrato de muchos pecadores, sin embargo siguió hacia delante.  En las buenas y en las malas tengo que seguirlo y declarar que Jesús es mi Salvador y Señor.  No me debo rendir, no debo desanimarme, al fin y al cabo mis inconveniencias jamás comparan con lo que él sufrió por mí y no he tenido que entregar mi vida para morir por él, como él lo hizo.

El pasaje habla de una gran verdad que es difícil de aceptar pero es una realidad.  La versión Traducción en el Lenguaje Actual nos dice: “Si ahora ustedes están sufriendo, es porque Dios los ama y los corrige, como si fueran sus hijos. Porque no hay un padre que no corrija a su hijo.”  A veces, los tiempos difíciles vienen de los ataques del maligno para descarrilarnos, pero otras veces vienen como resultado de la disciplina del Señor.  Preferimos la idea del Padre Amoroso pero la realidad es que el padre que ama disciplina y azota cuando es necesario a sus hijos para corregirlos.  Si mis problemas y sufrimientos son consecuencias de que Dios tiene que disciplinarme, tengo que estar agradecido de que soy hijo y me ama, tengo que soportarla y continuar obedeciendo.  “Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.”  No me gusta cuando me corrigen porque me duele, pero si aprendo la lección, viviré en paz y voy a vivir como debe ser.  ¡Ay, pero a veces, que mucho duele!

Leave a comment

Filed under Hebreos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s