1 Corintios 2: La revelación por el Espíritu de Dios

El mensaje que predicaba Pablo a la gente que no conocía al Señor, siempre fue uno sencillo y directo.  La centralidad del mensaje siempre era la misma, predicar de Jesucristo y éste crucificado.  Al fin y al cabo, ¿cuáles son las buenas nuevas?  Las buenas nuevas son de que Dios en su gran amor al mundo, dio a su Hijo para que muriera por nosotros en la cruz en nuestro lugar, llevando con él nuestro pecado y sufriendo nuestro castigo.  Dios, al tercer día, lo resucitó de entre los muertos y ahora se encuentra a la diestra de Dios.  Es simple pero ¿por qué es tan difícil de entender?

La diferencia está en el Espíritu Santo.  Pablo dice: “Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido”.  Solamente a través del Espíritu Santo actuando en nosotros es que podemos entender.  Fuera de Dios, estando uno en el mundo, el mensaje de Jesucristo parece un cuento de hadas.  ¿Cuántas veces no he hablado a una persona de Dios y me es aparentemente claro que no entiende nada de lo que estoy hablando?  Sin embargo, cuando es el tiempo de Dios y el Espíritu Santo esta obrando en esa vida, uno habla y todo comienza a engranarse en la mente, corazón y voluntad del que oye viniendo finalmente a los pies de Dios.  Sin el Espíritu obrando en la vida del que escucha, no importa el esfuerzo, no importa el conocimiento mostrado, ni la claridad del mensaje, no se va a entender porque “el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.”

Esto tiene dos implicaciones para mí.  La primera es que el éxito o fracaso de la gestión evangelizadora no depende de mí sino de lo que Dios esta haciendo a través del Espíritu Santo.  Yo solamente tengo que lanzar la red, Dios es que se encarga de todo lo demás.  Esto es liberador, porque mi responsabilidad es clara, anunciar las buenas nuevas, Dios es el que da el fruto a su tiempo.  Esto es como si yo fuera un sembrador en los terrenos de mi Señor.  Mi trabajo consiste en sembrar la semilla y recoger la cosecha, pero mi Señor nunca me va a ser responsable si la semilla creció o no y si da el fruto esperado.  Eso depende del terreno y del tiempo, que mi Señor sabe que yo no tengo control sobre eso.  Esto es liberador, porque aún en el caso de los misioneros, que predican años en tierras extrañas que son resistentes al evangelio, Dios no los va a evaluar por cuantos se convirtieron sino por si fueron fieles haciendo lo que Dios les mandó.

La segunda implicación para mí es que tengo que ser sensible e identificar a las personas que el Espíritu Santo comenzó a trabajar en ellas porque ellas están listas para la siega y lo único que tengo que hacer es ir y recoger el fruto de lo que Dios ha ido haciendo en sus vidas.  No soy yo, ni mi predicación quien las convierte.  Yo solo soy un instrumento de lo que Dios ya a hecho en el corazón que lo va a recibir a él.  Esto lo he visto muchas veces, hay gente que viene a la iglesia con la decisión hecha desde el hogar que ese día van a responder al llamado, van a pasar al frente y van a entregar su vida a Dios.  ¿Quién hace esto sino es el Espíritu de Dios?  En otras ocasiones, antes de comenzar a predicar un mensaje a la iglesia, hago un llamado y personas toman la decisión de venir a Dios.  ¿Fueron las palabras que salieron de mi boca?  Imposible, porque ni siquiera se ha presentado el plan de salvación.  El hecho es que es obra del Espíritu Santo.  El Espíritu se mueve, toca, llama, transforma y trae a la gente a los pies de la cruz.  ¡Indícame Señor, donde están los campos listos para la siega y que siempre cumpla con la parte que tu me des en la cosecha!  ¡Quiero serte siempre fiel!

Leave a comment

Filed under Epístolas de Pablo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s