Colosenses 3: La vida antigua y la nueva.

“Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.  Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.”  ¿Cómo puedo lograr esto?  En las escrituras en ocasiones encontramos estas exhortaciones sencillas y claras, que parecen simples, suenan bien, decidimos que es un buen consejo pero ¿en dónde comenzar?  Por lo menos, tenemos un buen comienzo, “y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.”   El buscar las cosas de arriba implica morir para el pecado, recibir la vida que Dios nos da y escondernos en él.  El escondernos implica sumergirme en Dios, en su presencia, en su poder, estar protegido en el abrigo del altísimo siendo él mi norte, mi guía, mi Señor y mi Dios.  ¿Para qué uno se esconde?  Para mantenernos a salvos con Dios.  La idea aquí es que estoy escondido, oculto, para mi seguridad y protección.  No tengo nada que temer porque estoy seguro con Cristo, en los brazos todopoderosos de Dios.

Para poder esconderme en Dios, el primer paso es hacer morir todo lo que esté del mundo en nosotros.  La lista comienza desde pecados sexuales hasta culminar con la mentira.  Los pecados son claros, pero la pregunta clave es ¿cómo hago morir lo terrenal?  La respuesta se da en el pasaje, tengo que despojarme del viejo hombre y revestirme del nuevo.  Es claro para mí, que con mis propias fuerzas no voy a lograr esto, por lo tanto tengo que depender del nuevo nacimiento en el Espíritu.  Según leo a Pablo, un cuadro poco a poco surge en mi mente que es cada vez más claro.  El nuevo nacimiento es por gracia, no depende de mí, la salvación no depende de lo que yo pueda hacer sino de lo que Dios ha hecho en mí.  Mi labor está en dejar que el Espíritu tome control de mi vida, en rendirme a él.  Esa labor no es de salvación, no hay nada que yo pueda hacer para salvarme, sino para la parte de la santificación progresiva, crecer en él, ser más sensible a su presencia, revestirme del nuevo hombre.  Ese es el caminar, esas son las acciones que me van a permitir conocer a Dios plenamente.

Ese conocer a Dios tiene como resultado, el comenzar a parecerme más a él.  Por supuesto, no es que sea igual a él, pero Dios puede poner en mi corazón el deseo de servirle y vivir cada día más como Jesucristo vivió.  Mis características étnicas, de origen, de comportamiento, de clase social van a ir desapareciendo según la vida de Cristo comienza a reflejarse cada día más en mí.  Dios espera que viva mi vida como lo que soy, un escogido por Dios, separado y apartado para su gloria, mostrando el fruto del Espíritu en mí.  Tengo que aprender a soportar a otros, perdonar al hermano, vestirme de amor, alabar a Dios con cánticos e himnos espirituales, para así darle gloria a Dios con mi vida y mi testimonio.

Pablo termina dando consejos para los que deciden revestirse de ese nuevo hombre o nueva mujer.  A las casadas, estén sujetas a sus esposos, a los esposos que amen a sus mujeres, no siendo ni groseros ni duros con ellas.  Los hijos, que obedezcan a sus padres, y a estos últimos, que no provoquen a ira a sus hijos.  Pablo da el consejo adecuado para nuestras vidas.  Pero tenemos que recordar que no solo son los actos que hago sino que también hay que tomar en cuenta nuestra intención en hacerlos.  “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.”  No voy a realizar las cosas por lo que puedo obtener por ellas, sino que las hago para Dios, que ya él en su tiempo me recompensará.  Recuerda, no por posiciones y prestigios sino para la gloria de Dios.

Leave a comment

Filed under Epístolas de Pablo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s