1 Timoteo 5: Deberes hacia los demás

La iglesia en Efeso mostraba problemas similares a los presentes en nuestros tiempos en iglesias con buenos programas de bienestar social.  Pasaba que algunos hermanos se aprovechaban de la caridad de otros.  Las viudas jóvenes habían estado usando los recursos de la iglesia cuando deberían haber estado buscando otros medios de sustento.  Aquí vemos los intentos de hablo en proveer un listado de quienes son los verdaderos necesitados.

Los primeros que tienen que tener cuidado de las personas en necesidad de la iglesia son su familia.  Pablo le dice a Timoteo, “Honra a las viudas que en verdad lo son.”  No es que las otras que se describen en el pasaje no hayan perdido a sus maridos sino que no necesariamente estaban en necesidad.  ¿Qué implicaciones tiene esto para la iglesia local?  No basta ser viuda, huérfano ó extranjero, sino que dentro de ese grupo que las escrituras nos exhortan a tener cuidado hay un elemento que tiene que ser también existente que es que estén en necesidad.  Por ejemplo, una viuda que su esposo al morir le haya dejado mucho dinero, no está en necesidad económica, por lo tanto no debería drenar los recursos de benevolencia de la iglesia.  Esto no significa que no necesite el buen consejo pastoral, el cariño de la congregación y el respeto de todos, sino que no debería recibir beneficio económico de parte de la iglesia.  Por eso es que Pablo le dice: “si alguna viuda tiene hijos, o nietos, aprendan éstos primero a ser piadosos para con su propia familia, y a recompensar a sus padres; porque esto es lo bueno y agradable delante de Dios.”  La familia que no provee para los de su casa, no se están comportando como cristianos.  Me pregunto, de ser así y ser los familiares miembros también de la iglesia local, luego de exhortarlos y tratar de persuadirlos y no lograr nada, ¿se podrán disciplinar?

Lo que la congregación debe de cuidar y atender es aquella que ha quedado sola, sin familiares ni recursos, que es miembro activa de la congregación, “Mas la que en verdad es viuda y ha quedado sola, espera en Dios, y es diligente en súplicas y oraciones noche y día.”  Esta es la que hay que ayudar porque verdaderamente es necesitada y es parte del cuerpo de Cristo.  Pablo, tratando de poner algunas reglas dice que solo las mayores de 60 años, “esposa de un solo marido, que tenga testimonio de buenas obras; si ha criado hijos; si ha practicado la hospitalidad; si ha lavado los pies de los santos; si ha socorrido a los afligidos; si ha practicado toda buena obra.”  Lo que entiendo es que tenemos que actuar astutamente, ayudar al verdaderamente necesitado y no dejar que algunas personas inescrupulosas se aprovechen de la iglesia.

Las iglesias tienen que respetar y darle honor son a los ancianos líderes (pastores) de la iglesia.  Hay que pagarles razonablemente, no tratar de abusarlos ó sacarles provecho incluyendo no permitir que nadie los acuse a menos de que haya varios testigos.  En esta área, ayuda ser parte de alguna denominación.  Éstas ayudan en el proceso de disciplina, cuando es necesario, y muchas de ellas ayudan a la congregación local a determinar que es un salario razonable.  Esto trae un elemento de imparcialidad e independencia a cualquier proceso relacionado con los pastores locales.  Si no es la situación, el cuerpo de ancianos de la iglesia corre el riesgo de convertirse en uno de mucha política donde no necesariamente sean elegidos por sus características espirituales sino también por si son amigos o no del pastor.

¿Qué aplica a mi vida personal? Tengo que esforzarme en conservarme puro para Dios.  Tengo que en todo momento evitar los favoritismos y ser imparcial en mis juicios y decisiones.  No debo escoger líderes a la ligera, sino que debo observarlos, y darle responsabilidades que vayan creciendo antes de imponerles manos y establecerlos como líderes locales.  ¡Ayúdame Señor a vivir una vida pura, santa y agradable a ti y dame la sabiduría necesaria para poder enfrentarme con éxito a los retos de la vida congregacional!

Leave a comment

Filed under Epístolas de Pablo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s