Salmo 7: Plegaria pidiendo justicia

Este salmo comienza con un preámbulo que hay que entender.  La referencia a Cus, el benjamita es una referencia de unos eventos que no se relatan específicamente en la Biblia.  Esto sucedió durante los tiempos que Saúl estaba persiguiendo a David.  Esta persecución hay que ponerla en perspectiva.  David no estaba siendo perseguido por un cualquiera sino que el rey lo estaba persiguiendo.  Los prospectos no eran muy alentadores para David porque era muy difícil sobrevivir a la persecución cuando ésta provenía del rey.  Él estaba angustiado y como había hecho en otras situaciones, decide confiar en Dios.  En este caso, su confianza consistía en que Dios es un juez justo, la causa de David era justa y por lo tanto David podía confiar en obtener el favor de Dios.

Al hacer uno algo malo y esto resulta en problemas, uno no está contento pero por lo menos uno sabe que se lo buscó.  Es mucho más difícil comprender porque uno es perseguido cuando uno se examina y encuentra que es inocente de lo que lo acusan.  David esta dispuesto a sufrir las consecuencias de sus faltas siempre y cuando las hubiera cometido.  Pero él cree que es inocente y por eso esta dispuesto a someterse al juicio de Dios porque sabe que Dios es justo y lo va apoyar en su causa.  Él dice: “Mi escudo está en Dios, que salva a los rectos de corazón.  Dios es juez justo, y Dios está airado contra el impío todos los días.”

Sus muchas las veces que compartimos los mismos sentimientos con David.  Sentimos que se nos persigue injustamente y clamamos a Dios para que él nos haga justicia.  Deseamos que Dios castigue a nuestros opresores y que nos de la satisfacción de verlos destruidos, especialmente si los que le sucede a ellos es lo mismo que lo que ellos desearon que nos sucediera a nosotros.

He aprendido que Dios es justo y que tiene cuidado de mí.  No importa lo que suceda, Dios me cuidará. Sin embargo, con el tiempo he aprendido a que es mejor ser misericordioso y compasivo a ser de los que se gozan de la destrucción de sus enemigos.  He aprendido que mejor es esperar en Dios, confiando en su justicia y no desearle el mal a los que se nos oponen.  Al fin y al cabo, no soy perfecto y es mejor tener misericordia ahora con los que me hacen mal para que Dios, en su momento tenga misericordia de mí y perdone mis faltas.

Leave a comment

Filed under Salmos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s