Juan 1: En el principio era el Verbo

A mi me gusta el uso de verbo para traducir la palabra griega logos en Reina Valera.  “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.”  Otras versiones la traducen como palabra.  Me gusta porque verbo me indica una palabra de acción.  Ese verbo es la acción de Dios y es Dios.  Ese verbo creó todo y es la vida y luz de toda la humanidad.  Juan el Bautista testificó acerca de él, para que la gente creyera que la luz había venido al mundo.  Si tenemos la acción de Dios, la vida y la luz de la humanidad, lo lógico sería que creyésemos en él.  Pero eso no fue así.  Juan nos dice: “En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.”   Tal vez esa es una de las tragedias más grande en la historia de la humanidad.  Dios se hace hombre, habita entre nosotros pero “A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.”  Muchos ni lo reconocieron, pero a aquellos que sí lo hicieron y lo recibieron y creen en su nombre, “les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.”  ¿Cuán grande privilegio?  Fui hecho hijo de Dios por el simple hecho de creer y recibir a Jesucristo en mi vida.  ¿No es esto maravilloso?  ¿Por qué siempre queremos complicarlo?

Juan el Bautista fue el que vino a abrir el camino para el hijo de Dios.  Él mismo lo declaró cuando dijo: “Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías.”   En ocasiones confundimos al mensajero con Cristo.  Nunca pensemos que ningún hombre  puede igualarse a él.  Somos sus seguidores, queremos copiarlo en nuestras vidas, pero Jesús es el original.  Juan entendía su rol, sabía a que había venido y en obediencia hizo lo que Dios esperaba de él.  Le pido a Dios que me use como aquél que abre caminos para que muchos vengan a sus pies.

Jesús es “el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.”  El mensaje era claro y sencillo.  Aquí está el que va a derramar su sangre para que los pecados puedan ser perdonados.  Y no solamente es el Cordero de Dios, sino que también es el Hijo de Dios. Juan el Bautista hizo tan buen trabajo señalando el camino, que algunos de los que seguían a Juan comenzaron a seguir a Jesús.  ¿No es esto maravilloso?  ¿Poder señalar el camino en donde está el Hijo de Dios y que la gente lo comprenda y comience a seguirle?

1 Comment

Filed under Juan

One response to “Juan 1: En el principio era el Verbo

  1. José Santana

    Amén.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s