Juan 4: La mujer de Samaria

Es muy interesante ver la interacción de Jesús con una mujer samaritana.  Ya se vio anteriormente con Nicodemo, ahora es con una mujer de Samaria que se encuentra con él en un pozo de la región.  Se ve primeramente que Jesús era también hombre cuando se nos dice: “Jesús, cansado del camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.”  Jesús está cansado del caminar de ese día y alrededor del mediodía, en una región que es la transición de la miel del norte (terreno fértil con cosechas abundantes y agradable) y la leche del sur (terreno desértico, más inhóspito), Jesús rompió todas las reglas al hablarle a aquella mujer.  Le pide agua y ella reconociendo lo extraño de esa petición le contesta: “¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí.”  Sin desear espiritualizarlo mucho, ¿acaso no somos nosotros así?  El Hijo de Dios nos pide algo, que es al fin y al cabo para nuestro bien, y nosotros queremos presentarle argumentos de por qué, cómo, cuándo y dónde.  ¡Qué gran privilegio el poder servirle a Dios!  Al fin de cuentas, nosotros salimos más beneficiados de lo que podamos beneficiar a la obra de Dios.

La otra cosa es que al igual que Nicodemo, a la mujer se le hace difícil comprender conceptos espirituales.  Nicodemo fue con el nacer de nuevo y el entrar nuevamente al vientre de la madre.  La mujer fue con la idea de “agua viva”.  “Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva.”  Para ella, Jesús estaba hablando del agua del pozo, cuando en realidad, él se refería a su necesidad espiritual y de cómo él podía satisfacer sus necesidades más intimas de un Señor, Salvador y vida eterna.

Jesús está en la caza de almas.  Aquella mujer, ni se daba cuenta que estaba de frente con el Hijo de Dios.  Para que entendiera, Jesús le habla de su situación familiar y por primera vez, la mujer se da cuenta que está delante de uno que no es común.  Dios desea alcanzarme y en ocasiones tiene que llamarme la atención para que me de cuenta delante de quien estoy y para que preste la atención necesaria.  En esta ocasión fue mostrándole a ella que tenía conocimiento de su vida pecaminosa, pero en ocasiones son situaciones, pruebas o tribulaciones que hacen que prestemos más atención.

Ahora que Jesús tiene nuestra atención, lo primero que hacemos es presentar objeciones religiosas.  La mujer habla de dónde se debe adorar, nosotros hablamos de la manera que lo hacemos, que está bien o mal, que es evidencia o no, en vez de enfocarnos en lo que debe ser el objeto de nuestra adoración.  A eso se decía en mi pueblo, preferimos andar por las ramas.  Jesús debe ser el objeto de mi adoración, él es mi Salvador, es mi Santificador, es mi Sanador y un día vendrá por mí.  ¿Acaso eso no es suficiente?  Cuando Jesús se revela como el Mesías prometido, finalmente ella entiende.  Suma el dos más dos y se da cuenta que sí estaba hablando con él.  Sucede algo maravilloso, inmediatamente le comienza a contar a otros lo que le ha sucedido.

Esa es la parte, que ya sea que llevemos una hora ó treinta años de conocerle, siempre debemos hacer.  El contarle a otros las grandes cosas que Dios ha hecho por nosotros.  La idea se repite, “Venid, ved”, porque lo único que puedo hacer es mostrarle a él, y Dios se encargará del resto.  ¡Qué privilegio el poder proclamar su Palabra!  ¡Qué honor el haber sido escogido para compartir las buenas nuevas!  Un corazón agradecido siempre le hablará a otros de la persona que lo salvó.  ¡Señor, que nunca me quede callado de lo que tú hiciste por mí!

Leave a comment

Filed under Juan

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s