Salmos 46-47: Dios es mi amparo y mi fortaleza

Dios es nuestro amparo, nuestra fortaleza,

Nuestro pronto auxilio en la tribulación.

Aunque se traspasen los montes a la mar,

<<Aunque la tierra tiemble debemos de cantar>>

Hace muchos años se cantaba frecuentemente ese corito en la iglesia que yo asistía.  Me gustaba mucho, simplemente porque transmitía a mi joven alma la seguridad que no estaba solo, que no era yo contra el mundo sino que Dios como poderoso gigante estaba de mi lado listo para actuar a mi favor cuando fuera necesario.  No importaba las circunstancias, aunque el mundo se trastornara y se hiciera pedazos, yo debía continuar cantando alabanzas a Dios que me salvo y me liberó de una vida de pecado y perdición.  Esta es mi herencia que ha marcado mi vida.  Si Dios está con nosotros, quién contra nosotros.

El salmista transmite la idea perfectamente bien.  Dios esta en su santuario y por lo tanto no será la ciudad conmovida.  No importa quién tenga dudas, Dios es Dios todopoderoso y por eso es nuestro refugio seguro en medio de cualquier tormenta que pueda lanzar la vida en nuestra dirección.

Siempre habrá un pueblo que busque a Dios.  Aunque los israelitas con frecuencia se consideraban el pueblo exclusivo, los salmos tienen frecuentemente referencias a un cierto día en que todo grupo étnico alabará con regocijo a Dios.  En estos salmos, no solamente se unen a la alabanza, sino que lo hacen “Como pueblo del Dios de Abraham”.  Esto es, como si estuvieran participando del pacto de Dios con los judíos.  De eso es que nosotros somos parte.  No somos del pueblo de Dios por nacimiento pero lo somos de adopción.  Fuimos injertados al árbol de Israel y ahora podemos darle fruto a Dios.  ¡Qué gran bendición para nosotros!

Así que como parte de todos los pueblos de la tierra podemos “batid las manos; Aclamad a Dios con voz de júbilo . . . Cantad a Dios, cantad; Cantad a nuestro Rey, cantad; Porque Dios es el Rey de toda la tierra; Cantad con inteligencia.”  Se nos exhorta a alabar a Dios.  Hay un detalle interesante que es el cantar con inteligencia.  Otra versión dice que cantemos con habilidad un poema y en otra dice que “¡Cantémosle un himno hermoso, pues él reina en toda la tierra!”  Creo que lo que el salmista quiere decir es que cantemos con entendimiento, no simplemente buscando el gusto del oído pero la luz del corazón.  Los que no adoran a Dios, adoran dioses hechos con las manos y les cantan y demuestran que no tienen entendimiento.  Si tuvieran entendimiento, no adorarían a las piedras.  ¿Cómo puede un ser humano cantarle con entendimiento a una piedra que no siente?  Así que nosotros, cantemos y adoremos con toda nuestra inteligencia y entendimiento a nuestro Dios vivo.

Leave a comment

Filed under Salmos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s