Salmo 69: Un grito de angustia

“Sálvame, oh Dios, porque las aguas han entrado hasta el alma.”  ¡Wow!  ¿Qué quiere decir esto?  Esto parece ser a lo que nosotros decimos, el agua me está llegando al cuello.  El salmista se siente desesperado y exclama a Dios que le salve porque siente que se ahoga.  En más de una ocasión me he sentido así.  Problemas son muchos, pero en ocasiones, en algunos de ellos, se dan señales de que no hay solución, que por más que busco y miro no encuentro manera de salir del hoyo.  Es ese sentimiento de arena movediza ó el sentimiento de estar en la mar y la corriente nos arrastra y no soy capaz de luchar contra ella y sé que no voy a poder resistir por mucho más tiempo.  Son momentos desesperantes, son sentimientos de soledad tan increíbles que lo que todos hacemos, luego de intentarlo todo, es ir y clamar a Dios.  El problema es que parece que no nos escucha, nos cansamos de esperar y llorar y no recibimos respuesta.  ¿Por qué Dios lo hace así?

A este salmo se le hace referencia en el Nuevo Testamento por siete ocasiones como un salmo profético de Cristo.  ¿Por qué los escritores del Nuevo Testamento veían a Jesús en este salmo?  Aunque es un salmo de David, no se ve la grandeza y majestad de él.  Al contrario, es un grito de sufrimiento lanzado por un hombre justo, distanciado aún de su familia por su celo por Dios.  David, el mayor héroe de Israel es presentado como una victima impotente a causa de su fe en Dios.  Jesús cumplió con todos los requisitos de este modelo, aunque no siguió todas las propuestas del salmo.  En vez de las maldiciones a sus enemigos, Jesús oró pidiendo que fueran perdonados.

Para nosotros, tal vez en eso consiste nuestra identificación con el salmista.  Todos sabemos y aceptamos que somos pecadores y que estamos buscando acercarnos a Dios.  Nos es difícil comprender que si genuinamente lo estamos buscando y somos inocentes de lo que se nos acusa en la situación, por qué Dios no acaba de actuar a nuestro favor.  “¿Y he de pagar lo que no robé?”

Así que por eso entramos a la conversación con Dios donde le decimos que mire lo bueno que hemos hecho, y el ayuno y el tiempo de oración que hemos pasado para que nos compense, a cambio de lo ya hecho, con el sacarnos del problema y librarnos de nuestros enemigos.  Ahí es donde falla nuestra lógica.  No hay nada que podamos hacer para lavar nuestros pecados y justificarnos delante de Dios, sólo la gracia de Jesucristo mostrada en la cruz del Calvario lo puede hacer.  Eso no quita que deseemos con todo el corazón que se nos escuche, que se nos responda, que se nos saque del lodo y que se nos salve.  Pero tenemos que realizar que lo único que podemos hacer es venir a Cristo y dejar que su sangre derramada nos limpie de todo pecado y maldad y confiar que como hijos de Dios podemos acercarnos a nuestro Padre celestial, pedirle en oración y él hará.

Ante todo ese desespero y circunstancias, lo que podemos decir es lo que dijo el salmista: “Respóndeme, Jehová, porque benigna es tu misericordia; mírame conforme a la multitud de tus piedades.  No escondas de tu siervo tu rostro, porque estoy angustiado; apresúrate, óyeme.”  Solamente podemos clamar a Dios y confiar que en su momento el actuará a nuestro favor.  Nos gustaría que fuera más rápida su respuesta, pero él es el Omnipotente y no nosotros, así que tenemos que esperar en él.  Independientemente lo que suceda, debemos de alabar a Dios.  David dice: “Alabaré yo el nombre de Dios con cántico, lo exaltaré con alabanza . . . Alábenle los cielos y la tierra, los mares, y todo lo que se mueve en ellos.”  Hay esperanza en aquél que espera en Jehová.

Leave a comment

Filed under Salmos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s