Salmo 70: Ven pronto en mi ayuda

“Oh Dios, acude a librarme; apresúrate, oh Dios, a socorrerme.”  ¿Cuántas veces en nuestra vida hemos clamado esto?  Nos sentimos desesperados, parece que nuestros problemas no tienen solución.  Lo único que podemos hacer es clamar a Dios y suplicarle que venga pronto a nuestra ayuda y nos salve.  Dios, en su infinita misericordia actuará conforme a su voluntad.   En siempre actúa a mi favor pero a su tiempo y a su manera.  Mi destino eterno está asegurado en Cristo, mi morada celestial ya ha sido preparada, sé que voy a pasar una eternidad con él pero me gustaría ver la acción a Dios a mi problema ahora mismo.  Por eso es que le pido a Dios que se apresure a ayudarme.

Independientemente de las acciones de Dios en estos momentos, yo quiero gozarme y alegrarme en él.  “Gócense y alégrense en ti todos los que te buscan, y digan siempre los que aman tu salvación: Engrandecido sea Dios.”  Yo quiero ser de los que le buscan.  Mi vida quiero dedicarla a buscar de Dios y experimentar su presencia en mi.  Deseo alabar y glorificar el nombre de Dios y trabajar para que su nombre sea engrandecido y todos puedan decir “Dios es grande”.  Se que la felicidad sólo se encuentra en Dios y no quiero que mi felicidad dependa de mis circunstancias sino que dependa de mi búsqueda y comunión con Dios.

El salmista finaliza el salmo reconociendo que, “Ayuda mía y mi libertador eres tú; Oh Jehová, no te detengas.”  Yo puedo testificar de eso.  Dios ha estado a mi lado toda mi vida y nunca me ha abandonado.  En momentos de desesperación puedo pensar por unos momentos que estoy solo cuando en realidad no es así.  Dios es mi libertador.  Es quien me salva y protege y mi clamor es que continúe haciéndolo en mi vida y que no se detenga en sus acciones a mi favor.  ¡Señor, sin ti soy nada, no te olvides de mí!  ¡Protégeme y cuídame de los malvados y de los que tratan de hacerme daño!  “Sean avergonzados y confundidos los que buscan mi vida; sean vueltos atrás y avergonzados los que mi mal desean.”  ¡Amén!

Leave a comment

Filed under Salmos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s