Salmo 118: El Señor es bueno

“Alabad a Jehová, porque él es bueno; porque para siempre es su misericordia.”  Me encanta este verso que se encuentra en varios sitios de las escrituras.  ¡Él es bueno y nunca dejará de amarnos!  No importa lo que hagamos, nunca dejará de amarnos.  No importa el lenguaje, la raza, el color, las facciones, la inteligencia, el carácter y la personalidad;  él nunca dejará de amarnos.  Nunca debo olvidar todas las veces que estaba en dificultades, perdida toda esperanza, clamé a Dios y él me escuchó y me restableció.

“Jehová está conmigo; no temeré lo que me pueda hacer el hombre.”  Nadie puede hacerme daño cuando Jehová está conmigo y me brinda su ayuda.  Al fin de cuentas, en mi vida tengo la victoria asegurada ya porque viva para Cristo ó porque muera en él.  Es mejor confiar en Dios que confiar en gente poderosa ó importante.  A veces pensamos que la solución de nuestros problemas está en si esta persona o la otra actúa a nuestro favor, pero en realidad, la solución de nuestros problemas está en Dios.  Dios es poderoso y es quien siempre me puede dar la victoria.

Me acuerdo un refrán que decía, “Dios aprieta, pero no ahoga”.  Parece que algo similar quiere comunicar el salmista cuando dice: “Me castigó gravemente JAH, mas no me entregó a la muerte.”  Otra versión nos dice: “El Señor me ha castigado con dureza, pero no me ha dejado morir.”  Nunca debo olvidar que Dios me ama, y en ocasiones me tiene que corregir por mi bien, pero eso no significa que haya dejado de amarme.

Este pasaje menciona cosas que Jesús mas tarde muestra en su vida como por ejemplo, “Bendito el que viene en el nombre de Jehová”.  Esto nos recuerda la entrada triunfal a Jerusalén al comienzo de su última semana antes de morir en la cruz.  Precisamente la multitud al gritar “Hosanna” lo que decían era “Oh Jehová, sálvanos ahora, te ruego”.  Si hubiera estado ese día, entiendo perfectamente bien porque yo me hubiera unido al coro que gritaba ¡Sálvanos! “La piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser cabeza del ángulo.”  Jesús, en su momento fue desechado por los hombres, pero Dios estableció su nombre sobre todo nombre.  ¡A él sea toda la gloria por los siglos!  Nunca olvidemos, “Mi Dios eres tú, y te alabaré;  Dios mío, te exaltaré. Alabad a Jehová, porque él es bueno; porque para siempre es su misericordia.”

Leave a comment

Filed under Salmos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s