Salmo 135: El Señor es grandioso

Este salmo comienza con una exhortación a alabar a Dios.  “Alabad el nombre de Jehová; alabadle, siervos de Jehová. . . Alabad a JAH, porque él es bueno;  cantad salmos a su nombre, porque él es benigno.”  Dios es grandioso y bueno.  Esto es un hecho que nunca debemos de olvidar.  Él es bueno.  En medio de los problemas y las tribulaciones, tendemos a perder esto de perspectiva.  Él es bueno de formas que ni lo sabemos o nos damos cuenta.  Sólo él sabe cuántas veces nos ha salvado en la carretera ó cuándo caminábamos por un lugar que no era seguro.  Dios es nuestro escudo y nuestra protección y por eso no le temeremos a nadie.

Me gusta cuando dice: “Todo lo que Jehová quiere, lo hace, en los cielos y en la tierra, en los mares y en todos los abismos.”  No hay límite a su poder.  ¡Qué privilegio es servirle a él!  Sin embargo, en ocasiones persistimos en buscar nuestros propios dioses, en servirle a ídolos que son hechos o resultados del oro y la plata.  No pueden ni ver, ni oír, y así nos ponemos nosotros, porque dejamos de ver las grandes cosas que Dios hace.

Tengo el privilegio de servirle al único y verdadero Dios.  Tengo la habilidad de poder alabarlo y glorificarlo no solamente con mis pensamientos pero también con mis labios y mis manos.  No deseo servir a otros dioses y deseo cantar salmos de alabanza a Dios.  Deseo que él siempre esté al centro de mi vida y que ésta refleje siempre su presencia en mí.  Deseo preocuparme por el reino de Dios y su justicia y confiar que lo demás vendrá por añadidura.

Leave a comment

Filed under Salmos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s