Salmo 136: Dios nunca deja de amarnos

Dios nunca deja de amarnos.  Eso es algo que nunca se nos debe de olvidar.  No importa lo que hicimos ó lo que estemos haciendo, Dios no deja de amarnos.  La frase “Porque para siempre es su misericordia” que se repite tantas veces en el salmo, aparece en la versión “Traducción en lenguaje actual (TLA)” como “Dios nunca deja de amarnos”.  Ese inicio del salmo en TLA es el siguiente: “¡Alabemos a Dios, porque él es bueno!  ¡Dios nunca deja de amarnos!  Alabemos al Dios de dioses.  ¡Dios nunca deja de amarnos!  Alabemos al Señor de señores.  ¡Dios nunca deja de amarnos!  Sólo Dios hace grandes maravillas.  ¡Dios nunca deja de amarnos!”  Otras versiones lo traducen como su amor es eterno.  No importa cual sea la que usemos, se transmite el mismo mensaje, Dios nos ama y muestra con sus acciones su deseo de acercarse a nosotros como resultado de ese gran amor.

El salmo incluye primeramente las acciones de Dios como el Gran Creador.  Se nos dice: “Al que hizo los cielos con entendimiento . . . Al que extendió la tierra sobre las aguas . . . Al que hizo las grandes lumbreras . . . El sol para que señorease en el día . . . La luna y las estrellas para que señoreasen en la noche”.  ¿Estoy agradecido a Dios por haber hecho todo lo creado?  Creo que le he dado gracias por lo que considero bello y hermoso pero no creo haberlo hecho por lo feo o por lo ordinario.  Dios lo creó todo para sus propósitos, para balancear las cosas, para un sistema que pudiera auto-sustentarse.  En eso se muestra su amor hacia la humanidad, en que fue puesta como mayordomo o administradora de lo creado por Dios. 

El salmo se mueve a lo que hizo Dios a favor del pueblo de Israel para luego entrar al plano personal, “Al que hirió a Egipto en sus primogénitos . . . Al que dividió el Mar Rojo en partes . . . Al que hirió a grandes reyes . . . El es el que en nuestro abatimiento se acordó de nosotros . . . Y nos rescató de nuestros enemigos . . . El que da alimento a todo ser viviente”.  Dios no sólo es creador, actúa a favor de su pueblo, sino que también actúa a favor de nosotros de forma personal.  ¿Acaso no es la muestra mas grande de que “Dios nunca deja de amarnos”?

El salmo concluye de la forma más lógica, si Dios ha hecho todo esto, “Alabad al Dios de los cielos, porque para siempre es su misericordia.”  Yo me quiero unir al coro de alabanzas de su pueblo.  Yo deseo alabarle.

2 Comments

Filed under Salmos

2 responses to “Salmo 136: Dios nunca deja de amarnos

  1. José Santana

    Amén.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s